Al menos 130.000 venezolanos retornaron a su país después del colapso económico causado por la pandemia de Covid-19 en los países a donde habían emigrado. Sin embargo, las condiciones tras su regreso a Venezuela son difíciles y distan de lo que esperaban encontrar. Por ello cientos de nacionales comenzaron a salir nuevamente, esto después de la reapertura de la economía en otros países de la región.

La ilusión de volver se desinfló para cientos de venezolanos luego de reingresar a su país. Sabían que debían cumplir un periodo de cuarentena en un centro destinado para esto, pero no se imaginaban que las condiciones allí serían tan malas y que debían pasar más de 14 días encerrados hasta que se comprobara que no estaban contagiados por Covid-19.

Un estudio de la organización Human Rights Watch y la Universidad Johns Hopkins reveló que las condiciones de aislamiento para los retornados no son buenas y señala que la insalubridad en los centros de cuarentena podría propagar el Covid-19.

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, señaló en Migrantes de France 24 que los venezolanos que retornan “no saben que esa cuarentena consiste en una virtual detención, yo lo llamaría detención arbitraria”, dijo y agregó que “son sometidos a un test que no es confiable, que arroja altos porcentajes de falsos negativos y ellos, además, están concentrados en sitios en hacinamiento”.

Esas condiciones del retorno llevaron a una familia a pasar hasta 70 días en la cuarentena establecida para el ingreso por el Gobierno y todo por la demora en la entrega de los resultados de los integrantes de su núcleo. Documentaron además que los retornados que se manifestaron en contra de su situación recibieron amenazas.

Le puede interesar.  Se encuentran aislados los cinco posibles casos de Coronavirus en Mérida

Junto a la crisis en los centros de cuarentena, se suma la situación social y económica del país, hechos que avivan el sentimiento de muchos para volver a salir.

Algunos, incluso, ya comenzaron a caminar de vuelta a otros países de la región. “Nosotros, los adultos, podemos soportarlo, pero ¿cómo le dices a un niño de cinco años que no hay nada en casa, que no hay comida?”, señala Edwin Pabuena, un venezolano que viaja hacia Colombia con dos de sus hijos.

France 24

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí