Portavoces de Human Rights Watch, organización dedicada a la defensa de los derechos humanos, instaron al gobierno de Trinidad y Tobago a no deportar niños venezolanos. El año pasado, la ONG denunció que las autoridades de la isla violan el principio de no devolución, el cual prohíbe expulsar a ciudadanos en condición de refugiados.

Trinidad y Tobago está violando el derecho internacional al ejecutar deportaciones masivas de ciudadanos venezolanos, precisaron Tamara Taraciuk Broner, subdirectora de la división de las Américas de HRW yMartina Rapido Ragozzino, asistente de investigación para las Américas. Como agravante, el gobierno de la isla deporta a los connacionales en embarcaciones no apropiadas, exponiéndolos a redes de trata de personas o, incluso, la muerte.

Asimismo, las representantes de HRW criticaron la complicidad entre el gobierno trinitense y el régimen de Nicolás Maduro.

“El gobierno de Trinidad y Tobago sigue arrodillándoseante el mismo régimencuya mala gestión económica y abusos han impulsado el éxodo masivo de más de 5,5 millones de personas”.

Producto de la crisis humanitaria que padece Venezuela, alrededor de 24 mil venezolanos han migrado a Trinidad y Tobago en busca de mejores oportunidades.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Aclaran que el TPS no tiene un camino a la residencia permanente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí