El Monitor de Víctimas ha logrado identificar a 11 de las 23 víctimas de la masacre ejecutada por funcionarios de las Faes en el sector La Vega, en Caracas.

Según el reporte publicado por RunRunes, las 11 víctimas identificadas murieron durante la ejecución extrajudicial a manos de las Faes. Sin embargo, pese haber muerto durante un procedimiento los familiares no han podido identificar los cuerpos.

De acuerdo a distintos testimonios, los funcionarios de la morgue de Bello Monte informaron a los familiares de las víctimas que los venezolanos no podrían tener un acto velatorio y que los cuerpos serán trasladados directamente hasta el cementerio con los gastos cubiertos por el gobierno de Nicolás Maduro.

Aunque la primera masacre del año 2021 se originó el pasado viernes a tempranas horas, la noche estuvo precedida por un grupo de hombres vestidos de negro portando armas largas quienes asesinaron a cuatro personas más en su paso por el barrio, según señalaron los testigos.

Víctimas identificadas

De acuerdo a la información recopilada por el Monitor de Víctimas de RunRunes, un carpintero de 32 años de edad identificado como Yerikson José García Duarte recibió varios disparos en el callejón El Hueco del barrio San Nicolás del sector Los Mangos cerca de las 9:30 de la noche. Según relataron sus familiares, él se encontraba en la calle con un grupo de jóvenes cuando llegaron los uniformados a dispararles. García no pudo escapar, a diferencia de sus amigos, y recibió disparos tanto en la espalda, como en el pecho y la cabeza.

Tan solo 15 minutos después, el joven Raúl Antonio Lira Sánchez, un ayudante de mecánica del Ministerio de Hábitat y Vivienda, recibió varios impactos de bala cuando se movilizaba, junto con un amigo, en una motocicleta. El venezolano de 25 años recibió seis disparos que le quitaron la vida al igual que su compañero.

Le puede interesar.  Paralizada nuevamente la producción de gasolina en la refinería Cardón

Ese mismo día, el profesor de música, Nelson Enrique Villalta Talima de 49 años quien se desempeñaban como vigilante murió luego de, presuntamente, quedar en medio de una línea de fuego de una balacera registrada el viernes en La Vega. Por su parte el venezolano Néstor Duarte fue asesinado por funcionarios del Faes que ingresaron a su casa para ejecutarlo.

El joven de 17 años, Jonathan Useche, murió luego de ser sacado de su casa por funcionarios las Faes quienes lo encapucharon y se lo llevaron, horas después su cuerpo apareció en la morgue.

Yeferson José Moreno Plazola murió dentro de su casa cuando funcionarios del Faes ingresaron a su vivienda donde se encontraba junto a sus familiares quienes fueron desalojados, por los efectivos, antes de ejecutarlo. Según denunciaron sus familiares en esa misma calle tres personas más fueron asesinados a pesar que “ellos pedían que no los mataran”.

El venezolano, Julio Alexander Pino Moreno, hijastro de Plazola, murió mientras caminaba por la calle junto a su esposa y su hijo de 1 año. Pino fue ejecutado frente a su familia tras ser obligado a lanzarse al suelo al tiempo que los funcionarios empujaron a su esposa contra una pared.

Se conoció que Pino, junto a su padrastro, trabajaba como carretillero en el mercado de Coche.

El viernes en la mañana, Carlos Alfredo Hernández Hurtado, de 17 años, había salió de su casa para comprar unos alimentos y posteriormente reunirse con un amigo, pero al transitar por la calle recibió varios disparos. “A todo el que veían con cara fea, le metían. Los policías estaban disparando a lo loco”, denunció un familiar.

Le puede interesar.  31 hospitales han sido dotados con insumos donados por la OPS

Un joven de 20 años de nombre Richard Alejandro Chile Cabello, empleado en un autolavado de El Paraíso, fue asesinado el viernes cerca de las 11 de la noche cuando regresaba del trabajo por la calle El Carmen. Según testigos, varias personas le advirtieron que “no subiera porque la cosa estaba fea”, sin embargo, él no los escuchó. “No hombre, yo vengo del trabajo y voy a descansar”, resaltó minutos antes de ser ejecutado.

El jueves, a las 6 de la tarde, el venezolano de 23 años, Eliécer Rafael Martínez Rojas, desapareció. Sus familiares pensaron que se lo habían llevado detenido porque en medio de una llamada telefónica el interlocutor escuchó un forcejeo, pero horas después su cuerpo apareció en la morgue de Bello Monte tras haber sido recogido por funcionarios del Cicpc quienes aseguraron haberse encontrado con el joven tendido en la vía pública el jueves a las 7 de la noche. A pesar de haber muerto horas antes de iniciarse el operativo, su muerte también se le atribuye al procedimiento.

El vendedor de frutas del Mercado de Quinta Crespo de 29 años de nombre Richard Alfonso Francia Francia también fue incluido en la lista de la masacre de La Vega a pesar de haber sido asesinado frente al Hotel Novo Express de El Paraíso.

Hasta ahora, las autoridades venezolanas no han emitido ningún tipo de información sobre el procedimiento realizado.

Solo en 2020 Venezuela registró 12 mil muertes a causa de hechos violentos, de las cuales, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV) un tercio de estas muertes ocurrieron en manos de funcionarios policiales y solo el 66 % de las víctimas tenían prontuario policial.

Con información de RunRunes, El Nacional y Crónica Uno

Prensa Frontera Viva

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí