El director de FundaRedes, Javier Tarazona presentó el informe anual 2020 de su organización el cual se enfoca en los grupos irregulares que operan en la frontera, los niños capturados por la guerrilla, las escuelas utilizadas como centro de adoctrinamientos por el ELN y la vulnerabilidad de los migrantes venezolanos ante los grupos armados.

Este informe, el cual consta de cuatro puntos importantes, refleja la dura realidad que viven “los pueblos fronterizos que siguen quedando sin voz, sin la posibilidad de comunicar lo que allí ocurre, la tragedia que allí se está viviendo”.

La Frontera sometida a un contexto opresivo

Según indicó Tarazona, “10 grupos irregulares se debaten el control de 2580 pasos fronterizos en el estado Táchira”. Estos grupos armados “operan libremente y abiertamente con la actuación cómplice de las autoridades venezolanas”.

“Estos grupos también se debaten 108 pasos fronterizos en el estado Zulia. Trochas que parecen autopistas como la trocha la 80 en el Zulia donde pasan gandolas de combustible de Pdvsa”, explicó.

Los grupos armados denominados: colectivo del pueblo, Colectivo Ezequiel Zamora, Colectivo Ché Guevara, Tren de Aragua, Colectivo de Seguridad Fronteriza, Colectivo Francisco de Miranda, Tupamaros, Colectivo Comunista, Colectivo Lina Ron y Colectivo Camilo Torres tienen como propósito el control político, territorial y la economía paralela “donde la vida humana no es principio”.

Tarazona también señaló que 13 pasos fluviales están controlados por estos grupos irregulares que utilizan este espacio para el narcotráfico, el contrabando y la trata de personas. Asimismo, destacó que 228.294 mil armas desaparecidas durante el 2019 “se encuentran en manos de desconocidos”. “La fiscalía colombiana identificó armas y municiones venezolanas en delitos cometidos en Medellín”.

La frontera venezolana ha sido el centro de distintas desapariciones y asesinatos. Según reseña FundaRedes, durante el 2019, 32 venezolanos fueron asesinados en pasos fronterizos, mientras que 233 personas desaparecieron en las distintas fronteras de Venezuela.

Los niños y adolescentes víctimas de grupos armados

Según indica el informe, la guerrilla colombiana captura a niños venezolanos para ingresarlos a sus filas.

En 2018 el ELN y la Fundación aplicaron censos a 20.624 niños distribuido en 6076 en Táchira, 3949 en Zulia, 4129 en Apure y 2233 en Amazonas.

La escuela venezolana es utilizada por grupos armados

“Frente a la ausencia de un Estado que no pinta y dota las escuelas” la Fundación entrega pinturas, juguetes y regalos, sin embargo, el cobro por este servicio “es el reclutamiento de niños y adolescentes”.

En los centros educativos ubicados en la zona fronteriza de Venezuela “se desarrollan reuniones constantes con propósitos de adoctrinamiento”, relató, Tarazona. “La escuela venezolana abandonada por el Estado se convierte en espacio de actuación de los grupos armados irregulares”.

Las escuelas Tienditas, República de Cuba, Palma, Vuelvan Caracas, y la María Teresa del Toro, en Táchira y Apure, fueron ocupadas durante el primer trimestre de 2019 por el ELN, según comentó el director de FundaRedes.

“Los grupos armados usan cautivar a la población más vulnerables integradas por los niños y adolescentes”.  

Según denunció un dirigente social del municipio Junín, “la Fundación Amigos de la Escuela es una organización armada que está conformada por perfiles del ELN. Esas personas “ingresan a los planteles educativos y se encargan directa o indirectamente de los alimentos, regalos y medicinas” no solamente en los planteles educativos, sino también en las comunidades que las personas los califiquen de “héroes y colaboradores”.

La emergencia humanitaria expone a la población migrante

El informe destaca que los migrantes venezolanos son vulnerables ante las ofertas engañosas de trabajo por parte de grupos armados. Según explica “producto de la huida de 4.7 millones de venezolanos” actualmente más de 15 mil connacionales “participan en tareas ilegales como el contrabando, la recolección de hoja de coca, extorsión, sicariato y rasta de personas”.

Sin embargo, Tarazona comentó que esta cifra sigue en aumento debido a que el informe está basado en las estadísticas de 2019.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí