Empresas estatales de Irán y Venezuela comenzarán en las próximas semanas una renovación de 100 días del Centro de Refinación Paraguaná, el complejo más grande de Venezuela. La finalidad es restaurar la capacidad de destilación de crudo, según contaron fuentes cercanas al plan a Reuters.

Asimismo, las fuentes destacaron que los esfuerzos hechos por parte de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la Compañía Nacional de Refinación y Distribución de Petróleo de Irán (Niordc) para aumentar la producción de combustibles del Centro de Refinación Paraguaná tienen el fin de que Venezuela no dependa de las tecnologías estadounidenses de refinación.

Esta renovación se da en medio de las relaciones comerciales que mantienen Venezuela e Irán. Como parte de ello, Teherán proporcionado crudo y condensado, piezas y materias primas para la envejecida red de refinación de Venezuela en los últimos años. Todo esto en medio de la crisis que atraviesa Venezuela para producir suficiente gasolina y diésel.

Reuters recordó que una unidad de Niordc firmó un contrato de 110 millones de euros con Pdvsa en mayo pasado para reparar la refinería El Palito, ubicada en el estado Carabobo. Este es un proyecto que actualmente está en marcha y a la espera de que las compañías firmen en las próximas semanas un contrato propuesto de 460 millones de euros para modernizar el CRP, que tiene una capacidad instalada de 955.000 bpd, según las fuentes.

En el marco de estas relaciones comerciales, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Hossein Amirabdollahian, llegó a Caracas y se reunió el viernes con el ministro de Petróleo de Venezuela, Tareck El Aissami, según señalaron mensajes en la cuenta de Twitter de la embajada iraní en Caracas y el Ministerio de Petróleo de Venezuela.

Le puede interesar.  El régimen ha sumado 70 nuevos presos políticos durante la cuarentena

Información de Reuters

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí