Al cumplir 118 años, la japonesa Kane Tanaka se convirtió en la persona más anciana del mundo. Desde un geriátrico de Fukuoka, la mujer agradeció los cuidados de los profesionales que la acompañan diariamente.

El personal del hogar de ancianos dio testimonio de la lucidez y vida cotidiana de Tanaka. Contaron que puede realizar cálculos y le apasionan los juegos de mesa.

Por lo general Tanaka tiene buen apetito, a menudo goza de chocolates y de una Coca-Cola. 

A la pregunta acerca de cuál fue el secreto de la longevidad, Tanaka no duda: “Ingerir alimentos sabrosos y no dejar nunca de estudiar”.  

Su objetivo es llegar a los 120 años, por ello, compartió consejos para tener una vida larga y feliz: despertarse temprano, se levanta cada mañana a las 6:00 am; mantener activo el cerebro: Kane ama leer y estudiar matemáticas; ser sociable: Kane adora los juegos de mesa; comer mucho chocolate y beber mucho café.

Actualmente, figura en la lista oficial de portadores de la antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio de 2021. Está previsto que Kane cubra, sujetando la antorcha, 200 metros en una silla de ruedas empujada por uno de sus cuidadores del hogar de ancianos.

Récord Guinness

En marzo de 2019, el Guinness la reconoció como la mujer más vieja del planeta a la edad de 116 años.

Tanaka nació como el séptimo hijo de nueve hermanos el 2 de enero de 1903. Y en marzo de 2019 el Guinness la reconoció como la mujer más vieja del planeta a la edad de 116 años.

Tanaka es la séptima hija de nueve hermanos, nació el 2 de enero de 1903 y, como curiosidad, ha sido sobreviviente de dos padecimientos de cáncer.

Le puede interesar.  J Balvin obtuvo un récord Guinness por sus nominaciones a los Grammy

A los 45 años superó un cáncer de páncreas y a los 103 el cáncer de colon. Sus amigos y familiares cuentan que siempre que se enfermó se recuperó con una vitalidad asombrosa en cada ocasión.

Durante la Segunda Guerra Mundial, junto con su marido trabajó en una tienda en la que vendían mochi (pastel japonés hecho de un pequeño grano de arroz glutinoso). Después de que su esposo y su hijo murieran durante la guerra, continuó trabajando en la tienda hasta retirarse a la edad de 63 años.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí