La senadora opositora al gobierno del expresidente Evo Morales, Jeanine Áñez asumió la presidencia del Senado, lo que por sucesión la convierte en la nueva presidenta interina de Bolivia. Esto ocurre tras la renuncia de Morales, del vicepresidente Álvaro García y las posteriores dimisiones de la presidenta del Senado y el primer vicepresidente de la Cámara de Diputados.

“Conforme al texto y sentido de la Constitución, como presidenta de la Cámara de Senadores asumo de inmediato la Presidencia del Estado prevista en el orden constitucional y me comprometo a asumir todas las medidas necesarias par pacificar el país”, dijo la parlamentaria en una reunión urgente del parlamento que no tuvo quórum porque solo asistieron diputados y senadores de la oposición.

Áñez, quien era segunda vicepresidenta del Senado y no pudo lograr su confirmación previa como presidenta de esa cámara, dijo que asumía el mando del país porque el presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García y los líderes parlamentarios renunciaron.

Según destaca el portal boliviano El Deber La principal misión de la Presidencia interina de Bolivia será convocar nuevos comicios en un plazo de 90 días.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí