La abogada defensora de los derechos humanos, Tamara Suju explicó que el estadounidense, John Matthew Heath, preso político del régimen venezolano, ha recibido distintas torturas, físicas y psicológicas, entre las que se encuentran amenazas de violación y “La Caja de Muñecas”.

Matthew Heath, que hace poco intentó suicidarse, ha sido víctima de torturas físicas y psicológicas en la Dgcim. Según Sujú, la tortura a la que lo han sometido «incluye amenaza de violación».

La defensora de derechos humanos también se refirió a lo que describió como uno de los más crueles modos de torturas por «los efectos que deja ‘La Caja de Muñecas».

Se trata de una especie de ducto de 60 x 60 x 2,75 de alto, donde la víctima no puede moverse, casi ni agacharse o sentarse. El lugar tampoco tiene ventilación ni luz, y los presos políticos no reciben agua ni alimentos, detalló la abogada.

En la llamada “Caja de Muñecas”, agentes de la Dgcim tuvieron a Matthew Heath «encerrado al menos en una oportunidad», contó Suju.

“Víctimas han narrado que alucinan, se desmayan y las paredes los sostienen. Varias víctimas han pasado días en ese cajón”, señaló.

El enviado presidencial especial para Asuntos de Rehenes, Roger Carstens, visitó recientemente al estadounidense John Matthew Heath en el Hospital Militar, en Caracas. Según la abogada, Heath le contó a Carstens “sobre su detención, proceso judicial y situación actual”.

Le puede interesar.  Revelan el vínculo de Alex Saab con la gasolina iraní

Al veterano de la Marina de Estados Unidos lo arrestaron en septiembre de 2020. Ese mismo año la justicia venezolana lo procesó por terrorismo. Se le acusó de planear ataques contra instalaciones petroleras y eléctricas.

Heath, de 40 años de edad, piensa que lo detuvieron y torturaron solo por su nacionalidad estadounidense. Para el Departamento de Estado norteamericano, el ciudadano se encuentra detenido injustamente.

Con información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí