Por Miguel Guerra

La definición de crisis humanitaria presenta ciertos desafíos que deben superarse para darle al término un significado claro. Además, estrictamente hablando, las crisis son más humanas que humanitarias, y es la respuesta a estas crisis la que busca paliar las causas subyacentes creadas artificialmente. El concepto de crisis humanitaria es comúnmente utilizado por los medios de comunicación y la opinión pública para describir situaciones de emergencia que requieren una acción inmediata para prevenir la pérdida de vidas.

Por lo tanto, se usan comúnmente de manera intercambiable con los términos crisis humanitaria y emergencia humanitaria para describir la misma situación. Sin embargo, las crisis humanitarias son más importantes que las emergencias y pueden durar más, lo que hace necesario distinguir entre la llamada ayuda humanitaria y la ayuda de emergencia.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, una crisis humanitaria está relacionada a situaciones de emergencia, producto de desastres, bien sea por eventos naturales -terremotos, inundaciones y tormentas- o aquellos derivados de conflictos armados de alta intensidad que pongan en peligro la vida de una cantidad considerable de personas. En un sentido amplio, una crisis humanitaria puede definirse como: un evento o serie de eventos que representa una amenaza crítica para la salud, la seguridad o el bienestar de una comunidad u otro grupo grande de personas, generalmente en un área amplia.

La naturaleza del evento determina el tipo de crisis humanitaria que enfrentamos. 

a) Artificial: Este es el caso de las guerras y conflictos de índole política. 

b) Origen natural: Desastres hidrológicos y causas geofísicas. 

c) Emergencias complejas: Determinados casos que tienen un aspecto más duradero que los casos anteriores. (Ese es el caso de Venezuela)

Las acciones internacionales dirigidas a aliviar el dolor y proteger los derechos humanos de los ciudadanos en el país tienen como principal responsabilidad la gestión y coordinación de la asistencia humanitaria con base en la autoridad delegada por las autoridades del Estado soberano, estas deben ser aceptadas formalmente.

La ayuda entregada por motivos humanitarios se define como la asistencia desinteresada que se brinda a las personas con graves dificultades, y nuestra humanidad común es nuestro único vínculo. Esta ayuda debe observar el cumplimiento de los cuatro principios humanitarios:

Le puede interesar.  Niños venezolanos que sufren desnutrición crónica morirán antes de tiempo, según Encovi

Humanidad: Se debe buscar aliviar el sufrimiento humano en cualquiera de sus formas. El propósito de la acción humanitaria es proteger la vida y la salud, y asegurar el respeto de todo ser humano.

Neutralidad: Los actores humanitarios deben mantenerse al margen de hostilidades o controversias de naturaleza política, racial, religiosa o ideológica.   

Imparcialidad: La acción humanitaria debe darse exclusivamente según la necesidad, sin distinciones de nacionalidad, raza, género, creencias religiosas, clase o posturas políticas.   

Independencia: La acción humanitaria debe ser independiente de los objetivos políticos, económicos, militares, u otros que pueda tener un actor en áreas donde se despliegue una acción humanitaria.

¿Cómo y quién declara la existencia de una crisis humanitaria?


En el caso concreto de Venezuela, hecho notorio y comunicacional, la expansión significativa de la crisis humanitaria compleja de acuerdo con estándares internacionales que toman en cuenta los riesgos del suministro de alimentos, personas desplazadas, asistencia a refugiados, su escala, complejidad y urgencia.

La arquitectura humanitaria incluye agencias de las Naciones Unidas y todas las organizaciones dedicadas a la ayuda humanitaria, que se pronuncian y presionan a los gobiernos locales e internacionales para que se ocupen de la situación y atender a las poblaciones en riesgo.

En un extremo, cuando están en curso violaciones sistemáticas a los derechos humanos y el Estado está faltando a su responsabilidad de proteger a sus nacionales, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas puede autorizar en forma excepcional el despliegue de Fuerzas de Paz para detener el proceso amparado en el criterio de la “responsabilidad de proteger” que tiene la comunidad internacional sobre las poblaciones en riesgo.

La respuesta a una crisis humanitaria dispara una serie de acciones dependiendo del tipo de crisis, su magnitud, alcance y urgencia. Para los casos de emergencia, existe una calificación internacional de 3 niveles que lleva adelante la agencia especializada de la ONU:   

Emergencia de Nivel 1 (L1): los recursos nacionales e internacionales al nivel del país son suficientes para la respuesta y no es necesaria ninguna asistencia externa.   

Emergencia de Nivel 2 (L2): algún tipo de asistencia internacional es necesaria ya sea a nivel regional o internacional.   

Emergencia de Nivel 3 (L3): se trata de una crisis humanitaria de importancia que requiere la movilización de todo el sistema humanitario.

Le puede interesar.  Mujeres venezolanas migrantes, símbolos de explotación sexual


¿Existe una Crisis Humanitaria en Venezuela?

Como punto de partida nadie duda de que en Venezuela se vive una fenomenal crisis económica, social y política. Indicadores claves como inflación, endeudamiento o valor de la moneda impactan de lleno en las condiciones de vida de sus habitantes impulsando una baja en el nivel de nutrientes en la población más necesitada, la escasez de productos y algunos medicamentos, los desplazamientos internos con más de 5 millones de venezolanos y venezolanas que se encuentran viviendo en el exterior, la gran mayoría en países de América Latina y el Caribe, esta se ha convertido en una de las principales crisis de desplazamiento del mundo.

Venezuela se encuentra actualmente en Emergencia de Nivel 2 (L2) a punto de pasar a Emergencia de Nivel 3 (L3). El 01 de julio de 2021, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos, (WFP por sus siglas en inglés) David Beasley anunció la llegada de las primeras provisiones de alimentos para comidas escolares los cuales se distribuirán en el primer mes de operación en Maracaibo, estado Zulia con el objetivo de llegar a 185.000 niños, niñas y personal escolar para finales de este año y 1.5 millones para fines del año escolar 2022-2023.

No cabe duda que el debate sobre la crisis humanitaria en Venezuela tiene un componente político decisivo. Esto no solo se debe a la presión política a la que está sometido el sistema político venezolano por diversas razones e intereses en función de las consecuencias del conflicto, sino también porque “lo humanitario” es una arena de disputa política por su naturaleza.

De esta manera, lo que se necesita inmediatamente es una resolución del conflicto político en Venezuela para que la crisis humanitaria no alcance su último nivel (L3). La responsabilidad en el manejo de la crisis humanitaria venezolana corresponde a todas las partes y es de capital importancia evitar tomar medidas que exacerben las divisiones porque detrás de los intereses políticos residen los seres humanos que son  los que siempre, invariablemente, terminan pagando los costos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí