Prensa Frontera Viva

El papel de la mujer venezolana ha tomado protagonismo en el país, mujeres fuertes que trabajan para mantener a sus hijos son los perfiles de cientos de ellas que han decidido emprender para sustentar el hogar.

Sin importar la edad, las venezolanas se reinventan, lanzan las amarras y apuestan por un mejor y productivo futuro dentro del país, es el caso de Reina Ramírez, quien desde la adolescencia aprendió a coser, inicialmente lo hacía por la necesidad que tenía para remodelar su propia ropa, pero nunca imaginó que años más tarde se dedicaría a la costura como un oficio de vida.

Oriunda del estado Miranda, madre de dos hijos diseña y confeccionista de prendas de ropa, Reina emplea la dedicación y el amor como herramientas que nunca le faltan y que la impulsan a entregar diseños de calidad.

Poco a poco se ha hecho un renombre, sus vecinos y conocidos están al tanto del trabajo que exhibe a través de sus estados de WhatsApp, ropa que sale de su ingenio y que llevan su estilo propio y creatividad.

Aprendió el oficio sola, nunca realizó cursos ni talleres, su imaginación la impulsa a crear prendas que vende a sus clientes. “No me preparé, fue la vida que me llevó por este camino”.

Empoderada

En 2019, Reina Ramírez trabajaba como secretaria de un colegio cuando una amiga la invitó a inscribirse en el programa de becas Semillero de Emprendedoras de la Asociación de Mujeres Emprendedoras de Venezuela (AMEV) que se ha caracterizado por formar y empoderar a mujeres venezolanas para que desarrollen emprendimientos.

Tan solo un par de meses después de haber realizado el taller de AMEV, comenzó a comercializar sus prendas y a interesarse en aprender más del oficio.

Le puede interesar.  Venezuela: juicios acelerados y condenas sin pruebas mantienen a 127 militares presos

El taller de emprendimiento la motivó, junto a su hermana, a ser reciproca y emplear los conocimientos que recibió para ayudar a más venezolanos a emprender en estos tiempos.

Actualmente, está realizando una serie de estrategias que buscan impulsar a las personas a ahorrar 10 dólares semanales que luego recibirán con un total de 100 dólares destinados a materializar o invertir en su negocio.

“Quizás para muchas personas 100 dólares no es mucho, pero quienes tengan emprendimientos o estén comenzando porque dejaron de trabajar en muchos sitios y han tenido la necesidad de emprender con otra cosa esto una gran ayuda”.

No la intimida la crisis

No tiene planes de emigrar, cree que en el país aún existen oportunidades y que este es un bueno momento para emprender. “Soy de las personas que cree que Venezuela es un país bendecido por Dios”.

El confinamiento del 2020 la motivó a reinventarse, confeccionó pijamas diseñadas para estar en casa durante el aislamiento, prendas que se popularizaron entre sus conocidos y que le fueron dando un renombre en el mercado de la costura.

Sueña con tener una tienda física y una línea de ropa también está entre sus planes, aunque por ahora quiere enfocarse en profundizar sus conocimientos.

Mujeres líderes

Como reina, cientos de mujeres aprovecharon la pandemia para emprender, así lo refleja el informe de Mastercard Index of Women Entrepreneurs 2020 (MIWE), que ofrece anualmente una base de datos que permite conocer los facilitadores y el progreso de las mujeres en las economías mundiales, este destaca que la pandemia del COVID-19 motivó a que el 42% de las emprendedoras latinoamericanas a que migraran su negocio al ámbito online, mientras que el 37% comenzó a desarrollar un nuevo negocio.

Le puede interesar.  Documental venezolano es presentado en una universidad de Londres

En países como Venezuela, los emprendimientos también han crecido, tanto la pandemia como la grave crisis social y política han influenciado a cientos de mujeres a emprender, siendo la independencia económica la principal razón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí