El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, recriminó a “algunas naciones de altos ingresos” boicotear el procedimiento Covax, que tiene como propósito la distribución equitativa de dosis contra el COVID-19.

“Actualmente, algunos países ricos están firmando contratos con los fabricantes de la vacuna que socavan los acuerdos que Covax tiene en vigor y reducen el número de dosis que Covax puede comprar”, denunció en rueda de prensa desde Ginebra, Suiza.

El problema encontrado por Tedros implica no solo la falta de dinero en los territorios más pobres respecto al acceso a las inmunizaciones, además contempla que “si no hay vacunas que comprar, el dinero es irrelevante”.

“Aunque tengamos los fondos, solo podremos suministrar las vacunas a los países más pobres si las repúblicas de altos ingresos cooperan en el respeto de los acuerdos que Covax hizo, y de los nuevos acuerdos que está haciendo”, dijo.

El factor tiempo es un componente imprescindible a tomar en cuenta en este período de pandemia, por lo tanto, el director de la OMS considera que cuantas más posibilidades tenga el virus de mutar, menos eficaces serán las vacunas.

Lea también: Rusia admite que no tiene capacidad para cubrir la demanda de su vacuna contra el Covid-19

“Todas las naciones, incluidas las de renta alta, les interesa garantizar que los trabajadores sanitarios, las personas mayores y otros grupos de riesgo sean los primeros en recibir las dosis contra el coronavirus en todo el mundo”, manifestó.

Según Tedros, el objetivo solo será posible con mayor financiación, producción y solidaridad. Habrá suficientes vacunas para el mundo, sin embargo, por ahora la preciada dosis será un recurso limitado y es necesario emplearla estratégicamente.

Le puede interesar.  "Fin al sufrimiento de los venezolanos" fue una de las peticiones del Papa Francisco en esta navidad

Por último, el director agradeció a varios miembros del G7 y la Unión Europea (UE) al comprometerse con el aporte de 4.300 millones de dólares en nuevos fondos para financiar el suministro equitativo de las vacunas, diagnósticos y terapias contra el virus, además de compartir las dosis Covax.

Venezuela tenía asignadas a través del mecanismo 1.425.600 vacunas AstraZeneca, cuyo pago debió ser efectuado antes del nueve de febrero del 2021, y servirían para inmunizar al 3 % de la población en la primera fase del proceso.

Con información de El Nacional y Efecto Cocuyo

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí