Entrevista exclusiva con Emmanuel Rincón, abogado, escritor y periodista venezolano editor del periódico PanAm Post. Conversamos sobre su más reciente libro y cómo compartimos la lucha de contrarrestar a la izquierda en los países de habla hispana.

Tuvimos la oportunidad de dialogar con Emmanuel Rincón, escritor y periodista venezolano editor del diario con el que compartimos muchos ideales, el PanAm Post.En esta conversación pudimos preguntarle acerca de él, de su trabajo, y de sus vivencias en un país que el socialismo destruyó.– Emmanuel, háblanos un poco acerca de ti. De dónde eres y cómo ha sido tu trayectoria para llegar a ser el periodista editor del prestigioso Pan Am Post.“Yo soy de San Cristóbal, Estado Táchira y, más que periodista, me considero a mí mismo escritor. Yo soy abogado de profesión. Ciertamente, en mi adolescencia me veía más inclinado a la literatura, la política y el derecho, más que al periodismo, pero las circunstancias totalitarias de Venezuela fueron arruinando cualquier emprendimiento enfocado a las primeras misiones de vida; las editoriales que publicaron mis primeros libros en Venezuela cerraron, el derecho es impracticable desde un punto de vista ético y moral en el país, y de la política ni hablar”.”Yo tengo años escribiendo sobre lo que sucede en Venezuela, más que informando, dando mi opinión realmente. Escribí en revistas y diarios, tenía mi blog, escribí un par de libros relatando las penurias a las que fue sometido mi país gracias al socialismo que ha cercenado todas nuestras libertades, esto me obligó a emigrar de Venezuela en contra de mi voluntad, y todo ello me fue conduciendo a tomar la tarea de informar, aunque jamás lo he negado, ni el medio en el que trabajo, nosotros informamos desde una perspectiva liberal, de derecha, no nos llevamos bien con el socialismo ni con el populismo”.

– Tu más reciente libro, “La Reinvención Ideológica de América Latina”, ha causado cierto revuelo, tanto en la izquierda más radical como la moderada, ¿puedes dar un resúmen de la temática que presenta el libro?

“Para mí “La Reinvención Ideológica de América Latina” es más que un libro, es una necesidad. Es indispensable que nuestros países reformulen su noción ideológica para darle cabida a economías más competentes que, a su vez, nos otorguen mejores condiciones de vida, mayor riqueza y un desarrollo en todos los apartados humanos.”

“El libro parte desde el criterio de que la humanidad ha sido gobernada en el último siglo casi en exclusividad por la izquierda y sus manipulaciones meta-narrativas, allí explico cómo las batallas o grandes guerras han sido precisamente entre diferentes alas de izquierda, y no entre el plano izquierda-derecha, como han querido vender en el caso del nazismo y el fascismo contra el comunismo, y tomando ejemplos más cercanos, en el caso de Venezuela, con la lucha entre el chavismo y los partidos que hoy conforman la ‘oposición'”.

“Esta historia se ha repetido en gran parte de los países de América Latina, donde lo que se han dado son luchas entre izquierdas radicales y moderadas. Argentina es otro gran ejemplo de esto, con el peronismo y el radicalismo, e incluso Cuba, nos han vendido siempre que Fidel luchó contra la derecha cubana, y esto es falso, Batista fue promovido a la presidencia por una plataforma socialista que contaba en sus filas con el partido comunista cubano. Lo que sucede es que la izquierda ha sido sumamente exitosa en manejar la opinión pública a través de la prensa, universidades e incluso artistas; no en vano la Escuela de Frankfurt estableció una serie de principios elaboradas bajo premisas científicas para manipular las masas”.

“Entonces, el libro surge como esto, como una necesidad de desmitificar y romper con las grandes mentiras meta-narrativas de la izquierda mundial, y mostrar con evidencia y datos cómo las políticas de mercado son indudablemente más exitosas para propiciar el desarrollo de oportunidades para todos los humanos y luchar contra la erradicación de la pobreza.”– ¿A qué se debe el resurgir de la izquierda en hispanoamérica, o América Latina, como la llamas en tu libro?

“No ha habido un resurgimiento, la izquierda en hispanoamérica siempre ha dominado el plano político. Lo que sucede es que, con la llegada de Chávez, se instalaron izquierdas más radicales; en hispanoamérica, prácticamente no ha existido una derecha liberal real, un país que promueva los principios de economía libre, la democratización del capital y el derrumbe de la burocracia y el gasto público. Chile ha sido la excepción a esta regla, pero esto fue impuesto a la fuerza, y lamentablemente funcionó desde el punto de vista económico, pero no en el social. Por eso, hoy vemos estos estallidos; porque hay mucha ignorancia desde un punto de vista ideológico, y también una manipulación muy exitosa por parte de la izquierda”.

“Nuestras naciones han sido históricamente países con economías extractivistas, los Estados viven para explotar al empresario y no para brindarle condiciones a la iniciativa privada para crecer, generar riquezas y empleos. Todo esto debemos entenderlo desde un contexto histórico, psicosocial y arquetipal, desde la colonización europea de los territorios de América. Dichos colonizadores no vinieron a comerciar justamente con los indígenas, sino que vinieron a explotarlos. A partir de allí se formó un sistema económico y social que privilegia a pequeñas élites burócratas al mando del Estado, y es justamente esto lo que tenemos que explicar. La izquierda de hoy es la monarquía aristocrática de hace dos siglos, mientras que la derecha pide limitar los poderes del Estado, concederle al ciudadano mayores libertades y democratizar el capital, la izquierda intenta absorber todos los medios de producción, dominar por completo las economías a través de empresas públicas, ejercer mayores controles y, por supuesto, enriquecerse al mando del gran aparato estatal”.

– ¿Cómo se podría dar la batalla de ideas contra la izquierda y consolidar una sociedad libre en nuestra región?

“Fomentando todo tipo de plataformas de discusión para las ideas de libertad, formando alianzas entre medios, organizaciones, fundaciones, políticos, y todo el que pueda aportar a transmitir y comunicar de manera efectiva el mensaje. Este libro es un aporte, pero es sólo un grano de arena, hacen falta más libros, más artículos, documentales, foros, medios de comunicación, películas, alianzas, que permitan propagar los beneficios de consolidar economías de mercado en nuestros países, que favorezcan la labor privada por encima del control estatal”.

– ¿Crees que la derecha latinoamericana debería unirse y cambiar su estrategia de lucha contra la izquierda?

“Justamente, mucho de estos puntos los toco en mi libro, allí escribo un apartado que se llama ‘La Propaganda Blanca’, que menciona estrategias comunicativas que deben ser tomadas y, a lo largo del ensayo, establezco reflexiones sobre formas comunicacionales. Es indispensable combatir las meta-narrativas creadas por la izquierda, es necesario quitarles el monopolio de la verdad y la victimización, y también es sumamente importante que aprendamos a economizar el lenguaje para poder llegar a los estratos más bajos de la población, que puedan entender realmente la necesidad de un cambio, y cómo los socialismos, en vez de ayudarlos, lo que hacen es perpetuar sus miserias y eliminar sus posibilidades de progresar”.

– En un futuro cercano, donde Venezuela sea libre, ¿consideras unirte a un partido y participar activamente en la política? ¿O te quedarías en el mundo del periodismo?

“Es muy probable que no termine haciendo ninguna de las dos cosas. Mi vocación no es el periodismo, lo es más la literatura, la reflexión, la escritura, el pensamiento, incluso el cine; además que por mis posturas y mis ideas, es casi imposible que pueda trabajar en otro medio que no sea el PanAm Post. No todos los medios permiten tanta libertad de expresión, y son muy pocos los que no tienen una línea editorial abiertamente de izquierda. Y en cuanto a la política, no niego que desde pequeño tuve aspiraciones políticas, incluso soñaba con ser Presidente de Venezuela, pero la verdad es que, con el paso del tiempo, la política me genera más repulsión, y más en un país como el nuestro, donde abunda la suciedad, la corrupción y hay una escasez rotunda de principios. En este momento considero que puedo aportar más desde las ideas que desde el ejercicio, toda la élite política venezolana está dominada por izquierdistas, tanto del chavismo como de oposición, esto es una realidad, y sinceramente creo por esto que la gente como yo tiene más enemigos dentro de esa “oposición”, que dice luchar contra el chavismo, que dentro del mismo chavismo; dentro de Venezuela me han llegado mensajes con amenazas, no solo desde el oficialismo, sino también de jerarcas de partidos “opositores”, esto habla mucho de lo contaminada que está nuestra sociedad y lo difícil que es practicar cualquier ejercicio de honestidad en un país como Venezuela”.

“Es por esto que, por ahora, sólo puedo mantenerme fuera de Venezuela, pensando, generando ideas, creando debates, tratando de cambiar un poco la mirada monolítica izquierdosa del mundo actual, procurando generar cambios en las mentes, antes de dar cualquier salto prematuro”.Gracias Emmanuel por darnos un pequeño adelanto de tu nuevo libro y por darnos este brillante análisis sobre la situación ideológica de nuestra región.

La Derecha Radio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí