Sofos de Mileto

La pequeña Venecia

Cuenta la fábula sobre la existencia de una Princesa Zulia, hija del cacique Cinera, que regía sobre una federación de tribus ubicadas cerca de Colombia. Tras la muerte violenta de su padre, contrajo casamiento con Guaimaral, hijo del cacique Mara, pero ella también caería en un enfrentamiento con los conquistadores. Según este relato, “regresó Guaimaral a los dominios de su padre, bautizando ríos, pueblos y regiones con el nombre de su amada.”

Lo cierto es que el Zulia nos dio a los venezolanos, en la conquista de nuestro territorio, una identificación. El nombre de Venezuela viene del área del Lago de Maracaibo.​ Los conquistadores españoles que llegaron al lugar hace 500 años encontraron a los indígenas viviendo en palafitos, chozas apoyadas en pilares, a lo largo de las orillas del lago, por lo cual llamaron este territorio La Pequeña Venecia o Venezuela.

El Lago de Maracaibo: un saco de tesoros

El estado Zulia abarca unos 63.100 km², incluyendo tierra firme y el lago de Maracaibo y parte del golfo de Venezuela, lo que representa aproximadamente el 6,90 % de todo el territorio venezolano, siendo la quinta entidad de mayor superficie en Venezuela, luego de los estados Bolívar, Amazonas, Apure y Guárico.

El epicentro de esta región es la Cuenca del Lago de Maracaibo, que se encuentra rodeada de dos cadenas montañosas que bordean el lago, la Sierra de Perijá y la región de los Andes, en donde se constituye por áreas bajas y costas. Existen más de 135 ríos permanentes y quebradas temporales que drenan en la cuenca del Lago de Maracaibo. Los ríos que más destaca son: Socuy, Guasare, Palmas, Apón, Catatumbo y Motatán.

Su actividad económica predominante depende de la industria petroquímica, así como la extracción de carbón, petróleo y gas natural.

Existe, igualmente, una agricultura de cultivos tradicionales como granos leguminosos, yuca, cambur, plátano, cacao, entre otros, y la ganadería en zonas cercanas a la sierra de Perijá y Sur del Lago. Cabe destacar que el estado Zulia es el segundo estado pesquero del país.

El Lago de Maracacibo está unido por su cuello, al norte, con el Golfo de Venezuela y, a través de éste, con el mar Caribe. En esa parte estrecha el lago muestra las pocas islas con que cuenta: la de Providencia, poblada de vistosos cocoteros, el islote de Pájaros, isla de Toas, la isla de San Carlos, asiento del castillo fuerte que se construyó para defender de los piratas la entrada del lago, y la isla de Zapara, a cuya altura las aguas son tan bajas que hicieron del sitio -desde antaño denominado El Tablazo- la zona más propicia para los naufragios, hasta que durante los años cincuenta se abrió un canal de navegación en la barra del lago, para facilitar los movimientos de entrada y de salida de los tanqueros petroleros y los barcos mercantes.

El Golfo de Venezuela, antes de abrirse al mar, tiene a su derecha, es decir, al este, la Península de Paraguaná -del vecino estado Falcón -con su perfil de cabeza que mantiene alborotados los pensamientos de sus médanos por la fuerza del viento que sopla desde las islas de enfrente: las antillas holandesas de Curazao, Aruba y Bonaire. Al oeste se encuentra la Península de la Guajira, compartida con Colombia, y el archipiélago de Los Monjes. Desde el norte, por la margen occidental, se inicia el circuito costero con las tierras ancestrales de los indígenas guajiros, la tribu aborigen más importante del país por su condición de memoria viviente de una buena parte de la identidad nacional. Sus principales localidades son Paraguaipoa, a escasos 20 kilómetros de la frontera con Colombia, y Sinamaica, cuya población habita en palafitos construidos sobre las aguas de la laguna del mismo nombre, con sus botes y canoas como medio de transporte. Posteriormente viene San Rafael de El Moján, pueblo de navegantes y pescadores. Su economía está basada principalmente en la pesca. Para honrarla se construyó La Plaza El Marino, donde la estatua de un marino al timón de un barco simboliza la importancia del Lago de Maracaibo en la vida de sus pobladores. Se trata de una zona propicia para el cultivo de uva, mango, guayaba, zapote y níspero, lo que derivó en la instalación de centros procesadores de pulpa de fruta en las afueras del poblado.

Perijá ocupa extensas llanuras al pie de la sierra de su nombre. Machiques, su capital, junto a La Villa, y San José, son los centros de una actividad agropecuaria que en su momento dio origen a industrias lácteas de importancia. En La Concepción de La Cañada nació el héroe regional Rafael Urdaneta.

Por el sur, ocupando el fondo del saco del lago, está Catatumbo con Encontrados, y el municipio Colón, con San Carlos y San Bárbara del Zulia, que han tenido ricas materias orgánicas en su suelo y ríos. Más allá está Bobures, donde se asentó un balneario, bajo un calor ardiente.

Por el este crece la costa oriental del lago. En esta zona están San Timoteo y Mene Grande, donde se realizó el primer hallazgo petrolífero, con el famoso pozo Zumaque I. Continúa Lagunillas, la que, junto con Cabimas, llegaron a ser asombro del mundo de las finanzas por su producción torrencial de petróleo. Prosigue Santa Rita, población pequeña con pocas calles, pero que posee el Balcón de Lola, una casa que se dice data de la época de la independencia de Venezuela y que es el principal patrimonio arquitectónico del municipio. Las investigaciones han descubierto allí restos de cerámica precolombina. Ya en el extremo norte de esta costa oriental se ubica Los Puertos de Altagracia, villa levítica y procera del Zulia, fundada por Ambrosio Alfinger, y que, desde su exuberante paisaje y su pedestal de nobleza, ha visto transcurrir la vida y sus hechos, a orillas del lago de Maracaibo. Posee con un patrimonio arquitectónico, cultural y turístico muy amplio.

Le puede interesar.  Cidh advierte la grave situación que vive el pueblo Warao durante la pandemia

¿Y qué decir de la capital Maracaibo y su enlace con el lago? Pues al llegar a esta ciudad, Tierra del Sol Amada, con mayor razón si es desde el este, implica pasar por el Puente Rafael Urdaneta.  Es de los más grandes del mundo en su tipo, el segundo más largo de América Latina, sólo después del Puente Río-Niterói en Brasil y ocupa el número 65 de los más largos en el mundo. En este puente se encuentra el monumento de luces más grande de América Latina y el tercero en el mundo. Permite unir ambas orillas del lago y conectar de manera expedita la ciudad de Maracaibo con el resto de Venezuela. Cuenta con Sala de exposiciones, donde diversos artistas plásticos exponen sus obras; Museo histórico, donde se exponen documentos Históricos del Proyecto inicialmente conocido con el nombre de Puente Ambrosio Ehinger y selecciones de fotos de la construcción del puente. También dispone de un anfiteatro entre otras instalaciones. Tiene una longitud de 8.678 m y 134 pilares. En su parte central está flotando, en la imaginación, o está sostenido por varios tiburones y ballenas natas del mismo lago. El puente es del tipo atirantado; sus bases se encuentran ancladas en el fondo del lago de Maracaibo, a una profundidad de 60 metros -lo cual permite que embarcaciones de hasta 45 m de altura puedan pasar por debajo y tiene una luz de 235 m-, y cuenta con dos carriles por sentido. Soporta un tráfico promedio de 45 mil vehículos diarios.

El lago contaminado

El desarrollo de la Región Zuliana, trajo consigo también una sobre explotación del Lago de Maracaibo de manera indiscriminada, lo cual ha llevado a que hoy en día se encuentre contaminado casi en su totalidad. La explotación petrolera, con los innumerables derrames que han ocurrido dentro del lago debido a desperfectos mecánicos que han hecho encallar a buques de gran calibre, han cubierto el fondo del lago de un tinte negruzco que es muy visible sobre todo en las costas, en donde se puede apreciar rocas cubiertas completamente por esta sustancia pegajosa, el petróleo. Por otra parte, alrededor del lago existen gran cantidad de sembradíos de productos agrícolas diversos, que se extienden a zonas de cientos de miles de hectáreas completamente visibles desde el espacio; gran parte de estas áreas para su producción utilizan pesticidas y fertilizantes que luego son vertidos al lago de Maracaibo, dejando una secuela enorme, lo cual influyó en la aparición de la lenteja acuática, una Lemna obscura, que aprovecha estos nutrientes residuales para su crecimiento de forma incontrolada. La lemna, al impedir el paso de la luz, también impide el ciclo de vida de las especies dentro del lago, modificando dramáticamente el ecosistema y matando a todas las algas y plantas situadas en el fondo del lago, que se ven impedidas de realizar su proceso de fotosíntesis por falta de luz. Al final de este proceso la misma lemna muere dejando con ello emisiones tóxicas que contaminan de enfermedades pulmonares y de la piel ocasionados como reacción alérgica por la materia muerta en grandes cantidades de la lenteja acuática.

La riqueza hundida

¿Qué queda de la riqueza del Lago de Maracaibo? Solo el brillo, la energía y la descarga eléctrica del Relámpago del Catatumbo, Récord Guinness como el sitio del planeta con mayor generación de relámpagos por kilómetro cuadrado al año. Porque la grey zuliana sigue implorando a su patrona, la Chinita, para que una tierra que ha dado tanta riqueza salga de la postración y del infortunio. Sus morocotas cayeron de canto al fondo del lago y no hay nadie que las rescate.

Traducción al inglés

The morocota sank into the lake.

Sofos de Mileto

The Small Venice

It tells the fable about the existence of a Princess Zulia, daughter of Chief Cinera, who ruled over a federation of tribes located near Colombia. After her father’s violent death, she married Guaimaral, son of Chief Mara, but she would also fall into a confrontation with the conquerors. According to this account, “Guaimaral returned to his father’s domain, baptizing rivers, towns and regions with the name of his beloved.”

The truth is that the Zulia gave us venezuelans, in the conquest of our territory, an identification. The name of Venezuela comes from the area of the Lake of Maracaibo. The Spanish conquerors who arrived there 500 years ago found the indigenous people living in palafitos, huts supported in pillars, along the shores of the lake, for which they called this territory the little Venice or Venezuela.

The Lake of Maracaibo: a sack of treasures

Zulia state covers about 63,100 km2, including the mainland and Lake Maracaibo and part of the Gulf of Venezuela, representing approximately 6.90% of the entire venezuelan territory, being the fifth largest entity in Venezuela, after the states Bolivar, Amazonas, Apure and Guarico. The epicenter of this region is the Lake of Maracaibo Basin, which is surrounded by two mountain ranges bordering the lake, the Sierra of Perijá and the Andean region, where it is constituted by low areas and costas. There exist more than 135 permanent rivers and temporary gorges that drain into the basin of the Lake of Maracaibo. The rivers that stand out the most are: Socuy, Guasare, Palmas, Apon, Catatumbo y Motatan. It´s predominant economic activity depends on the petrochemical industry, as well as the extraction of coal, oil and natural gas. There is also an agriculture of traditional crops such as leguminous grains, cassava, cambur, banana, cocoa, among others, and livestock in areas near the Perijá mountain range and South of the Lake. It is necessary to emphasize that the Zulia state is the second fishing state of the country.

Le puede interesar.  Colombia otorgará nacionalidad a niños apátridas

The Lake of Maracacibo is connected by it´s neck, to the north, with the Gulf of Venezuela and, through it, with the Caribbean Sea. In this narrow part the lake shows the few islands that it counts with: the providencia, populated with showy coconut tres, the islet of Birds, isle of Toas, the isle of San Carlos, seat of the strong castle that was built to defend from the pirates the entrance of the lake, and the isle of Zapara, whose Waters height are so low that they made this site the most propitious area for the shipwrecks, until during the 1950s a navigation channel was opened on the lake bar, to facilitate the entry and exit movements of oil tankers and merchant ships.

¿And what to say about the capital of Maracaibo and it´s link to the lake? When you arrive in this city, Loved Land of the Sun, more rightly if it is from the east, it involves passing through the Rafael Urdaneta Bridge. It is one of the largest in the world in its kind, the second longest in Latin America, only after the Rio-Nitreói Bridge in Brazil and occupies the number 65 of the longest in the world. On this bridge is the largest monument of lights in Latin America and the third in the world. It allows to join both shores of the lake and expeditiously connect the city of Maracaibo with the rest of Venezuela. It has a length of 8,678 m and 134 pillars. The bridge is of the type of cable-stayed; their bases are anchored at the bottom of Lake Maracaibo, at a depth of 60 meters which allows boats up to 45 m high to pass under and has a light of 235 m, and has two rails in each direction. It supports an average traffic of 45 thousand vehicles per day.

The contaminated lake

The development of the Zulian Region also brought with it an over exploitation of Lake Maracaibo in an indiscriminated way, which has led to the fact that it is almost completely contaminated today. Oil exploitation, with the countless spills that have occurred inside the lake due to mechanical damage that has caused large caliber vessels to run aground, have covered the bottom of the lake with a blackish tint that is very visible especially on the coasts, where you can see rocks completely covered by this sticky substance, oil.

On the other hand, around the lake there are a lot of plantings of diverse agricultural products, which extend to areas of hundreds of thousands of hectares completely visible from space; Most of these areas for their production use pesticides and fertilizers that are then dumped into Lake Maracaibo, leaving a huge sequel, which influenced the appearance of the aquatic lentil, a dark Lemna, which takes advantage of these residual nutrients for growth uncontrollably. The lemna, by preventing the passage of light, also prevents the life cycle of species within the lake, dramatically modifying the ecosystem and killing all algae and plants located at the bottom of the lake, which are prevented from performing their photosynthesis process because of lack of light.

At the end of this process the same lemna dies leaving with it toxic emissions that contaminate the lake wich causes lung diseases and skin diseases as an allergic reaction by dead matter in large amounts of the aquatic lentil.

The Sunken Wealth

¿What is left from the Wealth of the lake of Maracaibo? Only the brightness, energy and electric shock of the Catatumbo Lightning, Guinness Record as the site of the planet with the highest generation of lightning per square kilometer per year. Because the zulian flock continues to implore to it´s patron, the Chinita, so that a land that has given so much wealth may come out of prostration and misfortune. Their morocotas fell from the edge at the bottom of the lake and there is no one who can rescue them.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí