Para nadie es un secreto que hoy en día los venezolanos viven momentos de grandes embates económicos, sociales y políticos. Aunque hay problemáticas que han sido heredadas entre gobiernos, los últimos 22 años de régimen llevaron a Venezuela hacia la hecatombe total.

Pero la historia antecesora está enmarcada por importantes obras que potenciaron y posicionaron a Venezuela como una de las grandes potencias de Latinoamérica; siendo la década de los 50, específicamente entre los años 1952 y 1958, una época dorada para la construcción de edificaciones.

En ese entonces, Venezuela estuvo liderada por Marcos Pérez Jiménez, un hombre visionario y de gran intelecto, cuestionado como un dictador por algunos, pero otros lo consideran un gran mandatario.

La mayoría de los sistemas de carreteras nacionales fueron construidos durante su mandato, un avance al que denominaron “dictatorial” por hacer uso de los privados de libertad como mano de obra.

Privados de libertad trabajando en la construcción de carreteras venezolanas

Como parte de sus grandes obras públicas destacó la asistencia de delegaciones militares de varios países de Europa y América en actos de conmemoraciones culturales, para afianzar las tradiciones y valores patrióticos de los venezolanos.

Con estas relaciones, Jiménez buscaba la promoción de la inversión de capitales extranjeros que ayudasen a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, e impulsó la inmigración de europeos a Venezuela a fin de “mejorar el componente étnico” de la nación, como era planteado en ese entonces.

De la misma manera, continuando la búsqueda del “Nuevo Ideal Nacional” para el mejoramiento integral de la población venezolana, el entonces mandatario promovió la eliminación del “rancherismo” -como lo llamaba el mismo Pérez Jiménez- pues consideraba que era uno de los principales causantes del deterioro de la sociedad.

Para la erradicación de este sector de la población, fueron censados y posteriormente, se realizò un plan de residencias con las características propias de las obras de Pérez Jiménez.

Urbanización 2 de Diciembre, sector 23 de Enero, Caracas.

En materia de salud pública, fue construido el Hospital Universitario de Caracas; el Hospital Rafael González Plaza y el Hospital Dr. Ángel Larralde en el estado Carabobo. Además, en 1956 innovó con el inicio de la construcción del reactor nuclear RV-1, convirtiendo a Venezuela en el primer país de América del Sur en tener este tipo de planta de energía.

Ubicada en Altos de Pipe, sector del estado Miranda

Pero entre los logros del Gobierno de Pérez Jiménez resalta el posicionamiento de la monda nacional. El Bolívar llegó a estar por encima del dólar, era una moneda cotizada que todos deseaban poseer y Venezuela era un país en el que todos querían vivir.

Lejos de la realidad actual, Venezuela fue el primer productor mundial de petróleo y se posicionó entre los primeros cinco países productores de hierro y oro; bondades y evolución que otorgaron al país y a Marcos Pérez Jiménez un protagonismo de portada, como el de la revista Time. (Astrid Anselmi).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí