Según el Foro Penal Venezolano, los presos políticos son ya 334. En el último mes el régimen ha enviado a prisión a 50 disidentes.

Desde el 1º de marzo, el régimen de Nicolás Maduro ha encarcelado a 50 opositores y trabajadores del sector salud por denunciar la violación de los Derechos Humanos y criticar las precarias condiciones del sistema sanitario del país frente a la pandemia de coronavirus.

A fecha del 6 de abril la ONG Foro Penal afirma que tras las rejas se encuentran 334 presos políticos, entre estos, 13 mujeres, 121 funcionarios militares y 1 adolescente. Según el último informe, el régimen chavista “ha incrementado las detenciones arbitrarias con el estado de alarma nacional” desde que se decretó oficialmente el 13 de marzo. Entre el 1 de enero y el 7 de abril de este año se detuvo a 72 personas, unas 10 del equipo de Voluntad Popular que dirige Leopoldo López.

La intimidación y represión de Maduro no da tregua ni en cuarentena.

“Llama la atención que desde el 13 de marzo de 2020, cuando fue decretado el estado de alarma en todo el territorio nacional debido a la pandemia del coronavirus, hasta el 7 de abril, fecha de cierre de este reporte, un total de 33 personas fueron detenidas arbitrariamente”

agregó el informe de Foro Penal

De estas 33 personas, cinco detenidos forman parte del equipo del presidente interino Juan Guaidó; de las que 3 son de doble nacionalidad española-venezolana, entre ellos su asesor Demóstenes Quijada.

El régimen ha hecho caso omiso a las reclamaciones de las Naciones Unidas de liberar a los presos políticos. El pasado 25 de marzo, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exigió que los gobiernos tomen medidas para que el Covid-19 no se propague en las prisiones, entre otras cosas, expresó que: “Ahora más que nunca los gobiernos deberían poner en libertad a todos los reclusos detenidos sin motivos jurídicos suficientes, entre otros a los presos políticos y otros internos que fueron encarcelados simplemente por expresar ideas críticas o disentir”.

El régimen chavista tampoco ha cumplido con la petición de Bachelet de eliminar las temidas FAES (Fuerzas de Acciones Especiales), policía de Maduro, que se encarga de detener a los presos políticos, cuando antes de la cuarentena lo hacía la policía secreta como el Sebin (servicio de inteligencia) y el cuerpo militar del DGCIM.

Le puede interesar.  Un general venezolano al mando de las “trochas”: por qué Nicolás Maduro lo nombró para controlar los pasos ilegales en la frontera con Colombia

Con información del diario ABC de España

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí