La mitad de la población española comienza este lunes una nueva fase de desconfinamiento tras las medidas decretadas por el Gobierno, el pasado 10 de marzo, que limitaban los movimientos y las actividades sociales y comerciales habituales.

Con la pandemia de coronavirus bajo control tras varias semanas de reducción de las cifras de contagios y de muertos, el 51 por ciento de los habitantes del país entran en la llamada fase 1 de transición progresiva a la normalidad después de una estricta fase de confinamiento desde el 15 de marzo, reseña EFE.

En esta fase 1 fueron excluídas las zonas con mayor densidad poblacional como Madris, Barcelona y Valencia. Así como las provincias turísticas de Málaga y Granada.

Reactivación bajo controles estrictos

En esta nueva realidad se reanudan numerosas actividades, instalaciones y servicios. Aunque con condiciones como la limitación de la asistencia, el mantenimiento de la distancia de seguridad entre personas, fuertes medidas de higiene, protección personal y desinfección frecuente de instalaciones y puestos laborales.

Reabrirán restaurantes y terrazas de bares con la mitad del aforo habitual. Con un horario reservado a la tercera edad por ser población de riesgo. También los comercios cuya superficie sea inferior a los 400 metros cuadrados deberán realizar, como mínimo, dos labores de desinfección diarias.

También reabren hoteles y alojamientos turísticos aunque sin ofrecer comida en el interior, Los espectáculos culturales con aforo limitado y los gimnasios y centros deportivos con un entrenador por grupo y desarrollando ejercicios que no impliquen contacto físico.

En cuanto a las relaciones sociales, se permiten reuniones de hasta 10 personas, en espacios públicos y privados. Estas bajo las adecuadas medidas de distanciamiento social. Además de la reanudación de actividades religiosas, que podrán tener un 30 por ciento de aforo.

Con información de EFE

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí