Italia aprobó una medida temporal, incluida en el decreto Cura Italia, que permite trabajar en la emergencia por coronavirus a los médicos con títulos extranjeros que ya se encuentran en el territorio, informó Marinellys Tremamunno, presidenta de la asociación Venezuela: la piccola Venezia Onlus.

De esta manera se abre la posibilidad para que un grupo de 150 médicos, 30 enfermeros y 20 biólogos, todos venezolanos, puedan ejercer su profesión y ayudar en la crisis, indicó.

“Es un logro temporal, pero estoy convencida de que será un primer paso importante para que nuestros profesionales de la salud en Italia, muchos de ellos pasando penurias por no poder trabajar, puedan integrarse como merecen”

“En Italia la situación es difícil”

Rita Antonini es médico pediatra, graduada en la Universidad Central de Venezuela, con especialización en el Hospital J. M. de los Ríos, en Caracas. Vive en Pescara. Está en Italia desde 2015. “En este tiempo he trabajado de todo menos en Medicina, por lo que esta es una gran oportunidad para ayudar”, indicó.

“La situación es muy difícil. La zona donde vivo es turística por excelencia y con esta emergencia ya descartamos que alguien venga a pasar vacaciones”, señaló.

“Todo el mundo está muy asustado, no solo por el coronavirus sino también por la subsistencia: tienes que pagar servicios básicos que son costosos, hay que pagar impuestos y muchos trabajan por contratos temporales”, aseguró.

“Es preocupante todo. En Italia hay poco más de 5.000 camas de terapia intensiva y en este momento están ocupadas 2.060 camas por pacientes con coronavirus, y todas las demás emergencias siguen sucediendo”, alertó.

Es un honor ayudar”

Luis Eduardo Mundaraín tiene 33 años de edad. Es médico cirujano graduado en la Universidad de Oriente. Tiene casi tres años viviendo en Italia.

“Es un honor poder echar una mano en esta situación. Me ofrecí a colaborar y estoy dispuesto a ayudar en lo que se necesite”, señaló.

“Hay mucha necesidad, especialmente de personal médico, sobre todo en el norte de Italia, donde estoy yo. La situación es bastante difícil, pero esperamos por la oportunidad para apoyar y poner en alto el nombre de Venezuela”, dijo.

“Transmitir calma”

Roberto Fasciani vive en Italia, en la provincia de Pescara, desde junio de 2018. Es médico pediatra, graduado en la UCV. Se especializó en el Hospital J. M. de los Ríos.

“Hay mucho talento venezolano que lamentablemente no ha podido convalidar el título por lo que esta es una gran oportunidad para demostrar lo bien preparados que estamos”, afirmó.

De la región de Abruzzo, que agrupa las provincias de Pescara, Téramo, L’Aquila y Chietti, emigró mucha gente a Venezuela en la década de 1950, por lo que hay una comunidad importante de ciudadanos italovenezolanos, apuntó.

“Hay mucha necesidad. A través de las redes ayudo a la gente, muchos me contactan por la sintomatología. Trato de transmitir calma a muchos de mis conciudadanos que están aquí en Italia”, expresó.

Información de El Nacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí