Carlos Ramírez López  @carlosramirezl3

Dra. Michelle Bachelet, con el debido respeto quiero tocar su corazón

El 4 de agosto de 2016 tuve la extraordinaria oportunidad de estar en la audiencia de la Sala Penal de la Corte Suprema de Chile donde se debatió el pedido de libertad de dos militares que estuvieron involucrados en actos de persecución, prisión y torturas contra su papá, el general Alberto Bachelet Martínez quien murió a consecuencias de las torturas que le fueron infligidas por oponerse al golpe militar contra el presidente Allende. Aquel evento en la Corte fue de asistencia restringida y pude estar allí por la amable invitación que me hizo el Dr. Isidro Solís, distinguido abogado chileno que representaba a su señora madre Ángela Jeria de Bachelet, también presente en ese acto, y quien en vida sufrió, como también usted, los rigores del trato dictatorial  lo cual les marcó esa ruta de vida en la defensa de los derechos humanos que en este momento le invoco.

En aquella audiencia los reos que cumplían largas condenas de prisión por sus crímenes, suplicaban llorosos por una medida de gracia alegando que ya estaban viejos y próximos a morir. El Dr. Solís rebatió la petición y les recordó a los suplicantes lo inhumano que fueron cuando tenían el poder y torturaban sin piedad. Los magistrados negaron la petición de libertad.

LOS VERDUGOS QUE EN VENEZUELA HACEN LO MISMO

En las infames cárceles que hay en Venezuela centenares de personas viven el infierno de la inhumanidad dictatorial igual y hasta peor que la que allá en Chile se sufrió en aquella horrible etapa, usted misma pudo constatarlo  -aunque no en toda su magnitud- en la oportunidad de su visita al país entre el 19 al 21 de junio de 2019. Todo este horrendo calvario es gerenciado por demonios que visten uniformes militares y hasta ropajes de jueces y de fiscales en grosera simulación de institucionalidad.

ACUDO ANTE USTED PARA DENUNCIARLE UN CASO ESPECÍFICO

En la cárcel de Tocuyito del estado Carabobo fueron recluidas y sin juicio hace tres años 17 personas que trabajaban en PDVSA acusadas de sabotaje a la industria petrolera. La acusación fue emitida por Tarek William Saab a título de Fiscal General quien se limitó a acusar. Irresponsablemente ha incumplido con el resto de las obligaciones que le impone el proceso judicial penal como es el velar porque los acusados puedan ejercer su derecho a la defensa, y adentrarse en el debate probatorio de donde el juez pueda obtener la razón para condenar o para absolver.

EL FISCAL QUE SOLO SABE ACUSAR

El señor Saab prevalido del poder hizo meter en prisión a esas personas pero ha sido incapaz de enfrentarlas en juicio, cobardemente lleva tres años rehuyendo su responsabilidad, les imputó delitos que no se atrevió a comprobar en un juicio justo, les destruyó la vida a estas personas y a sus familias para satisfacer oscuros intereses. Un verdadero fiscal acusa y litiga frente al acusado dándole real oportunidad para que se defienda ante un juez imparcial. Éste se limitó a meterlos presos y se olvidó del caso, van muriendo lentamente sin poder alegar nada, sin siquiera ver el expediente, ni mucho menos controvertir las supuestas pruebas en las que se basa la acusación.

Le puede interesar.  La conjura de los atorrantes: entre Hugo Chávez y Donald Trump

Así han transcurrido tres años, en todo ese tiempo esas personas no han tenido acceso al sistema de justicia establecido en la constitución, ni siquiera para lo que en nuestro proceso penal se marca como la primera oportunidad para defenderse que es la denominada “Audiencia preliminar”. Son seres humanos que languidecen en reclusión infamante, algunos con graves problemas de salud, con sus familias destruidas, una horrenda maldad que clama al cielo.

LA ORDEN DE DETENCIÓN

En una muy publicitada conferencia de prensa del día 7 de septiembre de 2017 convocada por Tarek William Saab actuando a como fiscal general anunció “el desmantelamiento de una megabanda que venía destruyendo y robando a Pdvsa causando fugas de gas, explosiones y otros desastres que tumbaron la producción petrolera”. De inmediato los cuerpos policiales ejecutaron las capturas, fue el juez de control 10 de Caracas de nombre Jhon Vidal quien emitió las órdenes de encarcelación. Jamás se ha realizado algún acto procesal, ni siquiera -como antes dije- la audiencia preliminar que es la fijada por la ley para que el procesado pueda ejercer su primer acto de defensa.

LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA AMPARA A ESTAS PERSONAS

Así lo afirmo en base a la Declaración Universal de los Derechos Humanos en el artículo 11: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad conforme a la ley en un juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias a su defensa.” Principio éste constitucionalizado en Venezuela de la siguiente manera: “Toda persona se presume inocente mientras no se pruebe lo contrario” (CRBV artículo 49.2).

EN RESUMEN, SE TRATA DE PRESOS POLÍTICOS

El fiscal Tarek William Saab acusó públicamente a estas personas como autoras de graves delitos y las hizo encarcelar para nunca jamás ocuparse de que tuvieran el proceso para debatirlo. Esto hace concluir que estamos en presencia de una grave violación a los derechos humanos que está en plena ejecución. El olvido de las obligaciones que las leyes imponen al acusador y al fiscal solo indica la falta de veracidad y fundamentos de la acusación la cual solo tuvo la motivación dar alguna explicación por el desastroso manejo de nuestra industria petrolera destruida no por estas 17 personas, sino por todo ese monstruoso andamiaje político corrupto que se apoderó de ella y que este fiscal Saab está beneficiando con su actitud, y tanto es así que al único alto jefe político involucrado, el que sí tenía poder de decisión sobre contratos y compras de equipos sin licitación, el señor Eulogio del Pino si le coadyuvó que lo liberaran, los demás, los pendejos, “que se queden presos”  

Le puede interesar.  Pfizer y BioNtech prueban su vacuna contra la nueva cepa de covid-19 detectada en Reino Unido

ESTOS HECHOS LE FUERON DENUNCIADOS A USTED DRA BACHELET

En la oportunidad en la que usted estuvo en Venezuela ejerciendo las atribuciones que el cargo le confiere como Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos le fueron denunciados estos hechos mediante escrito que le fue entregado por la organización humanitaria Foro Penal Venezolano en representación de estas víctimas, organización que las ha calificado de “presos políticos”,   por lo cual le solicito muy respetuosamente que intervenga en procura del cese de tan flagrante lesión tanto a los derechos de las víctimas como a las normas universales que a usted corresponde resguardar.

LOS NOMBRES DE ESTAS VÍCTIMAS

Hirto Hurtado, Héctor Roque, Cesar Valera, Juan Barreto, Juan Gamboa, Luis Martínez, Henry Sánchez, Halmar Granado, Oswaldo González, Juan Carrillo, Adolfo Artigas, Adolfo Torres, Gustavo Malavé, Orlando Chacín, Noris Perozo, Raiberth Azuaje, y Eulogio del Pino quien ejerció como presidencia de PDVSA y Ministro de Petróleo. Este último es el único que ha tenido un alto cargo, ejerció como presidente de PDVSA y Ministro de Petróleo, él fue liberado y con ello se refuerza la percepción de que este es un caso político.

ALGUNAS MENCIONES ILUSTRATIVAS

.1) El primero de los nombrados, Hirto Hurtado es un obrero de nómina menor, sin acceso a la toma de decisiones de la empresa; 2) César Valera es ingeniero civil con postgrado en petróleo, cumplió 27 años trabajando para Pdvsa y cuando lo detuvieron apenas tenía dos semanas en el cargo de gerente. Lo citaron a una reunión  y cuando llegó lo esperaba una tropa policial que tenía acorralados a los otros detenidos apuntándole con armas largas gritándoles que iban presos por sabotear a Petrozamora, una empresa ruso-venezolana para la cual nunca trabajaron. Se los llevaron a un centro de reclusión en Caracas donde estuvieron 6 meses recluidos sin ver el sol y con 10 minutos diarios para ir al baño. De allí los metieron en la cárcel de Tocuyito donde llevan 3 años preso y nunca han podido estar ante un juez para defenderse. 3) Héctor Roque, César Valera y Gustavo Malavé están presos por honestos pues se oponían al propósito del gerente de Petrozamora de manipular unos procesos licitatorios según reseña investigación de la periodista Maibort Petit

https://www.maibortpetit.info/2018/08/corrupcion-petrozamora-entregan.html


Doctora Michelle Bachelet, ponga esa carpeta sobre su escritorio

Emita una declaración especial

Salve la vida de estas personas

Salve a las familias de estos presos políticos

Favor insistirle respetuosamente a la Dra. Bachelet aquí: @mbachelet

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí