El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, asumió la responsabilidad por el envío de dos aviones con unos 50 migrantes que iniciaron el día en San Antonio (Texas) tras cruzar la frontera y fueron trasladados a la isla de Martha’s Vineyard, un popular destino para familias adineradas en Massachussetts.

 “No somos un estado santuario y estaremos encantados de facilitar el transporte de inmigrantes ilegales a jurisdicciones santuario”, indicó este jueves en un mensaje en su cuenta de Twitter. 

La portavoz de DeSantis, Taryn Fenske, indicó que este envío forma “parte del programa de reubicación del estado para transportar a solicitantes de asilo que cruzan la frontera”.

“Estados como Massachusetts, Nueva York y California facilitarán mejor la atención de estos individuos a los que han invitado a entrar en nuestro país incentivando la inmigración ilegal mediante su designación como estados santuario’ y su apoyo a las políticas de fronteras abiertas de la Administración Biden”, agregó Fenske.

DeSantis recordó que tiene presupuestados 12 millones de dólares para enviar migrantes a estados como Massachusetts o Nueva York.

Hace algunas semanas, DeSantis se dijo dispuesto a sumarse a la campaña de Texas y Arizona para mandar autobuses con migrantes a Nueva York, Washington D.C. y Chicago. 

Arribo a Massachusetts

Por su parte, las autoridades de Massachusetts confirmaron la llegada de los migrantes, que incluyen familias con niños en su mayoría de Venezuela, y alabaron la respuesta de la comunidad local. El senador estatal demoócrata Julian Cyr aseguró que autoridades y voluntarios “movieron cielo y tierra para responder de la misma forma que se haría en un huracán”, proporcionando comida, ropa y pruebas de coronavirus a los recién llegados.

Le puede interesar.  Canasta alimentaria se disparó a 283 dólares durante mayo

Dylan Fernandes, representante por Massachusetts, informó que aunque los residentes de Martha’s Vineyard no fueron advertidos sobre la situación, se unieron para ayudar a los recién llegados.

“Nuestra isla saltó a la acción reuniendo 50 camas, dando a todos una buena comida, proporcionando un área de juego para los niños”, tuiteó Fernandes. “Somos una comunidad que se une para apoyar a los inmigrantes”, añadió.

Organizaciones de inmigrantes y exiliados rechazaron en Miami este jueves el envío de los aviones a la isla Martha’s Vineyard.

Representantes de organizaciones como el Caucus Venezolano-Americano, la American Business Immigration Coalition y la Florida Immigrant Coalition convocaron para este jueves un acto “para denunciar este flagrante desprecio por la vida humana y las mentiras que DeSantis dice a la comunidad cubana y venezolana”.

Envío de migrantes

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, ha enviado a miles de migrantes en buses a ciudades como Nueva York, Chicago y Washington D.C. (incluso a la residencia de la vicepresidenta, Kamala Harris) argumentando que su estado vive una crisis por la presencia de los migrantes que llegan a la frontera sur. 

El gobernador de Arizona, el republicano Doug Ducey, también empezó en mayo a enviar migrantes en autobús a la capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí