Los migrantes en Estados Unidos que estén en proceso de deportación tendrán la oportunidad de presentar sus casos ante un juez de inmigración y pedir asilo, así lo señaló Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca.

El pronunciamiento de Psaki se da tras el comunicado del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en el cual informaron que reanudarán las deportaciones de ciertos grupos familiares que cruzan la frontera de forma irregular.

Para aplicar al asilo, los migrantes deben demostrar un “miedo creíble” de volver a su país de origen, precisó la portavoz.

“Los individuos que están solicitando asilo, que lo merezcan, serán tratados como corresponde”, puntualizó.

Sin embargo, quienes no buscan protección o no califique al asilo serán expulsados inmediatamente.

La administración del presidente Joe Biden tiene el objetivo de consolidar un sistema de inmigración seguro y ordenado.

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Reinauguran el centro de Atención a migrantes en Maicao

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí