La nueva caravana migrantes, integrada por unas 3.000 personas, en su mayoría de Venezuela, Centroamérica y Haití, que salió el viernes, 24 de junio, desde el municipio mexicano de Tapachula, fronterizo con Guatemala, obtuvo este sábado cientos de visados de tránsito tras acordar la entrega de esos documentos con autoridades.

La caravana caminó poco más de 42 kilómetros hasta una caseta de migración ubicada en el municipio de Huixtla donde fueron atendidos por agentes del Instituto Nacional de Migración en grupos de 50 personas.

Desde la noche del viernes y durante la mañana de este sábado, las autoridades mexicanas entregaron las primeras Formas Migratorias Múltiples (FMM), documento que acredita la estancia legal en el país y con el que los extranjeros tienen -regularmente- 186 días para poder salir del país y moverse por el territorio mexicano, aunque para este caso tiene una vigencia de 30 días.

Los venezolanos Jonathan Ávila y a su esposa Janeidi, quienes viaja con un bebé de tres meses y otra menor, ya cuentan con ese documentos para trasladarse a la frontera norte.

“La caravana fue de gran ayuda porque nos entregaron el permiso, claro que no nos los entregaron a todos, nosotros veníamos en un grupo de siete y al final nos separaron a todos, no sabemos donde están las otras personas”, dijo la mujer.

Pero a pesar del permiso, esta familia, como muchas otras, se encuentra ya sin recurso para comprar alimentos y tampoco tiene para comprar sus boletos de viaja. En caso de que no podamos comprar boletos o viajar en otros vehículos, nos tendríamos que ir caminando”, expuso Jonathan.

Le puede interesar.  Al menos 200 venezolanos retornaron desde Chile tras ataques xenófobos

Ávila explicó que el oficial de migración les comentó que con el papel podían circular por todo México y “cualquier funcionario de migración que los detuviera se les enseñará este permiso porque ya estaban registrados en los organismos de migración y que no lo pueden romper porque estarían violando sus derechos”.

El grueso de la caravana de migrantes se encuentran en la oficina migratoria de Huixtla, y ya han entregado sus cédulas y algunos sus pasaportes para poder tramitar este permiso temporal.

El INM indicó que ha instalado algunos puntos de revisión permanente para evitar que las personas que han quedado rezagadas se trasladen en transporte público y agregó que la entrega de documentos continuará a las personas registradas.

Con información de EFE

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí