La Grita de júbilo al celebrarse los 409 años del Santo Cristo de La Grita

(COBERTURA ESPECIAL).- “Libertad de los presos políticos”, “el retorno de nuestras familias” “el cese de las torturas en quienes piensan distintos” y el “rescate de Venezuela” fueron las peticiones más repetidas por los miles de peregrinos, visitantes y miembros de la Iglesia Católica, quienes desde tempranas horas, se acercaron para participar en la misa pontifical realizada este 6 de agosto en el Santuario Diocesano de La Grita, esto, con motivo de venerar y celebrar el 409ª del Santo Cristo en su fiesta del patrono del estado Táchira.

Durante la eucaristía por el Santo Cristo de La Grita, monseñor Mario Moronta rechazó la actual situación socioeconómica que se vive en Venezuela, el decaimiento en los pueblos y los sectores más vulnerables como los niños que no tienen acceso a trasplantes de médula y los padres la posibilidad monetaria para un tratamiento resaltó “es digno que les garantice la vida”.

Moronta fue muy directo hacia el actual gobierno al decir que el rostro de Cristo, refleja los maltratos, el dolor causado por los golpes y torturas del régimen, así como el ensañamiento de verdugos que sufren “los hermanos del Táchira y Venezuela quienes lamentablemente están pasando hambre”.

“Podemos ver el rostro angustiado de los numerosos migrantes que salen del país, en busca de mejores condiciones de vida. El rostro triste de los padres y abuelos que se quedan mirando como se van sus seres queridos” destacó monseñor Moronta.

De igual manera mencionó la grave situación que se vive en las cárceles venezolanas, especialmente las terribles torturas en la que son víctimas los presos políticos. “Hay tantos privados de libertad que quieren colocar como carne de cañón” Dijo.

Asimismo, habló sobre la tortura psicológica que también vive los familiares de quienes han sido maltratado física y psicológicamente y hasta asesinados como el caso del capitán de fragata Acosta Arévalo y el concejal, Fernando Albán. “Es un rostro empobrecido del pueblo al cual pertenecemos”, afirmó.

Al cierre, Moronta precisó que, en el Santuario, los Posaderos del Peregrino repartieron este año más de 20.000 raciones de comida. “Nos podrán cortar la luz, la gasolina y el Internet, pero no nos pueden cortar la energía de nuestro testimonio de fe y esperanza”, concluyó.

Equipo Periodístico Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí