La undécima epidemia de fiebre hemorrágica del Ébola en la República Democrática del Congo (RDC) se expande en la provincia de Ecuador (noroeste) ocasionando las primeras señales de alarma, con temores sobre el importe y el uso de fondos destinados a la lucha contra el virus, señalan fuentes médicas y oficiales.

Desde el 1º de junio, el nuevo brote afecta a la región de Mbandaka. “Hay ahora 56 casos, lo que es muy inquietante. Este balance supera al de la precedente epidemia en esta región”, declaró la directora regional para África de la Organización Mundial de la salud (OMS), Matshidiso Moeti.

El último balance del Ministerio congoleño de Salud, emitido el viernes, daba 58 casos (54 confirmados, cuatro sospechosos) y 22 muertos.

Como en cada epidemia, la OMS  teme carecer de financiación, pues hay una competencia con las numerosas enfermedades que también afectan al Congo, como el covid-19, el sarampión o el cólera.

“Tenemos menos de 2 millones de dólares en caja”, comentó un responsable de la OMS, Fadela Chaib, sobre la actual epidemia de ébola.

Esta nueva epidemia empezó 23 días antes del final proclamado de la décima epidemia de ébola, a más de 1.000 kilómetros al este, principalmente en la provincia de Kivu-Norte, zona además desestabilizada por la presencia de decenas de grupos armados.

Con 2.287 muertos sobre un total de 3.470 casos, fue la segunda epidemia de fiebre ébola más grave de la historia, tras la que padeció África occidental en 2014-2016 (más de 11.000 decesos).

Las dos epidemias congoleñas no tienen ninguna cepa viral común, indico la OMS.

Le puede interesar.  Trump rompe las relaciones de EEUU con la OMS

Con información de AFP

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí