Luis Antonio Salazar, es un joven fraile capuchino y sacerdote.

Luis Antonio Salazar, es un joven fraile capuchino y sacerdote que está influenciando considerablemente en la actualidad, y no sólo en los medios convencionales de la parroquia donde se encuentra, sino también a través de sus redes sociales. Personas cristianas, de otra religión o sin religión; consideran que su personalidad es única, que es sincero y corriente como cualquier otra persona de 33 años de edad. El mensaje de este freile es seguir y amar a Dios.

Ante la pandemia que está viviendo el mundo, se puede notar que las personas están haciendo una introspección, están meditando, están orando. Ante esto, se le preguntó a fray Luis si habrá nuevas conversiones en este tiempo.

El Coronavirus nos ha hecho conectarnos más con la piedad, la espiritualidad, la oración. Definitivamente la pandemia ha obligado a que estemos en casa y ya a estas alturas hemos visto todo a nuestro alrededor,  hay una mirada a nosotros mismos y luego subimos la cabeza a Dios”, respondió.

Fray Luis, como prefiere que le digan, también comentó que la propia conversión puede ocurrir en los mismos cristianos; entonces definitivamente si hay nuevas conversiones, conversión a querer ser mejor persona, hijo(a), hermano(a), esposo(a); conversión a ser un cristiano de oración y de ayuda al prójimo.

Durante la entrevista también se tocó el tema de la confesión, donde Fray Luis, aclaró que cuando una  persona le pide directamente perdón a Dios, no significa que está dentro del sacramento de la reconciliación, “Jesús de Nazaret dijo: A quienes perdonen los pecados, les quedarán perdonados; a quienes no se los perdonen, les quedarán sin perdonar”, y esto fue pasando de apóstol a discípulo”.

Fray Luis también habló de la vocación sacerdotal y religiosa y recomendó que cuando una persona se siente llamada por Dios, debe tener un acompañamiento espiritual por parte de un sacerdote o religioso y descubrir si ese llamado lo hace realmente feliz y realizado.

Otro de los temas tratados fue la homosexualidad; Fray Luis, expresó su opinión que es la misma de la Iglesia Universal: “Dios ama a todos, pecadores y no pecadores”,e invitó a dejar a las personas con inclinación por su mismo sexo, en paz, que los dejaran tranquilos ya que muchos de ellos deben cargar con humillaciones, chismes y negaciones por parte de su familia.

En cuanto a la promesa de castidad que hacen sacerdotes, religiosos y religiosas, comentó que es un don de Dios, donde la persona debe cuidar sus sentidos, sus conversaciones, su círculo social, estar el mayor tiempo posible acompañado, cultivar la práctica del Rosario y la relación con la Virgen, “Mamá María me cuida hasta de una mala mirada que se me va a un lado”, agregó.

Finalmente, Fray Luis, llamó a la oración y a la práctica de hacer actos de contrición en este momento de pandemia donde las personas no pueden irse a confesar; aunque comentó (en el momento de esta entrevista), que en la Iglesia La Chiquinquirá de la capital venezolana, parroquia donde él reside, que las personas se acercan al estacionamiento y desde sus carros pueden realizar este sacramento tan valorado por los católicos, sobre todo durante la Cuaresma.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí