Perú, Ecuador y Chile se han convertido en escenarios de terror y ataques xenófobos contra los inmigrantes venezolanos durante los dos primeros meses del 2021, pues hasta ahora son siete los fallecidos en lamentables episodios criminales.

Con la muerte de Orlando Abreu empieza la fatídica lista de asesinados: el joven comerciante pereció el 24 de enero a manos de Oscar Enrique Narro Correa, alias “Cara Cortada”, al dispararle en un mercado popular en Trujillo, ciudad al noroeste de Perú.

La muerte de Orlando, de 27 años de edad, conmocionó las redes sociales cuando fue difundido el vídeo, obtenido por las cámaras de seguridad, que revela las reiteradas ocasiones en que Narro intento dispararle hasta conseguirlo.  

El victimario fue capturado por funcionarios de la División de Investigación Criminal (Divincri)-Trujillo el 22 de febrero y luego trasladado al Complejo Policial Alcides Vigo de San Andrés, donde quedó bajo las órdenes del Estado.

La siguiente es Diocelys Salazar, quien falleció el 13 de febrero por recibir una serie de puñaladas en Riobamba, provincia del Chimborazo, en Ecuador.

La autora material del asesinato fue identificada como Silvia Arango, exesposa de la pareja sentimental de Diocelys. Además, otra mujer de nombre Lina Markines es señalada por haber roseado gas pimienta a la victima y así dejarla vulnerable ante la homicida.

La noticia la dio a conocer su hermana, Leyra Jiménez, quien destacó que la venezolana, de 22 años, era madre de dos niños y oriunda de Coro, allí familiares y amigos cercanos condenaron lo sucedido.

Tras recibir decenas de golpes, ser envuelto en envoplast y lanzado desde un tercer piso, murió el ingeniero venezolano Wilmer Jaimes Colmenares en Perú.

Según denunció su prima, Karla Tapias, Wilmer de 41 años de edad, falleció el 13 de febrero cerca de su sitio de trabajo en Lima.

Le puede interesar.  Migrante venezolano murió tras cruzar la frontera entre Bolivia y Chile

El miércoles 17 de febrero, el joven de 25 años, Jesús Castejón Córdoba fue asesinado con 15 balazos también en una provincia de la capital peruana.

Videos del suceso muestran a los dos desconocidos que atacaron a Jesús, quien se dedicaba a repartir pedidos de la empresa Glovo; lo ataron de manos y después le dispararon. Posteriormente huyeron en la moto del occiso.

Karlos Manuel Reinoso Araque es el quinto venezolano fallecido y fue abatido el viernes 19 de febrero en horas de la noche, por un desconocido en Chile al recibir un disparo en la cabeza.

El chico de 19 años se encontraba compartiendo con un grupo de amigos en una fiesta llevada a cabo en Santiago de Chile.

Intento de asesinato

El venezolano Oswaldo Giran, un mensajero de Rappi, se dispuso a despachar una orden cualquiera el sábado 20 de febrero, pero no imaginó que lo recibiría un hombre en estado de ebriedad y con intención de matarlo.

El sujeto disparó contra Oswaldo e incluso presionó el cañón del arma contra su cabeza, pero afortunadamente la pistola no accionó. La situación fue registrada en vídeo gracias uno de sus compañeros que comprendió las señas de auxilio en medio de la situación.

La Policía de Perú detuvo al día siguiente al violento, cuyo nombre es Roberto Valdivia Osorio. Según reportó el portal Perú21, el Poder Judicial dictó 9 meses de prisión preventiva contra él por el violento episodio.

Le puede interesar.  Piden apoyo para trasladar a Venezuela a los hijos de venezolana asesinada en Ecuador

Herido con una botella

Me desgarró el brazo, me quedó guindando”, relató Andrés Pérez tras haber sido brutalmente atacado con botellas de vidrio por dos sujetos en Lima, la noche del sábado 20 de febrero.

Andrés se dirigía a su hogar, luego del trabajo por la calle San Alberto de los Olivos, cuando se percató de la presencia de un hombre que lo seguía con una botella en su mano.

Corrió y fue interceptado por otra persona, calló al suelo, le fue partida la suerte de arma en el rostro provocándole numerosas cortadas, indicó el joven de 25 años procedente de Barquisimeto, para una televisora local.

El último lugar lo ocupan Jeferson Hernández y Jonaiquer Orellana, ambos fallecieron el 23 de febrero en Perú. Jeferson fue abatido por “trocheros” cuando intentaba cruzar las trochas que le conducirían al territorio inca.

El originario del estado Lara, del barrio Bolívar, al oeste de Barquisimeto, estaba acompañado por un grupo de amigos y tras discutir con el perpetrador por el monto que debía pagar para pasar a suelo peruano, fue asesinado.

El medio local La Prensa especificó que luego del altercado, el “trochero” se dio a la fuga y los acompañantes de Jeferson salieron huyendo del lugar, dejando el cuerpo abandonado.

Mientras, Jonaiquer, de 39 años, murió apuñalado en un parque ubicado en la II Etapa de la urbanización Palao, en la localidad de San Martín de Porres en Lima.

Cortesía La Verdad

Imágenes suministradas en la web Perú21 y transmitidas por el noticiero de TV América Noticias, muestran cuando el venezolano corre intentando escapar de un sujeto que buscaba atacarlo con un cuchillo.

Sin embargo, la víctima terminó alcanzada por el asesino, quien le propinó seis cortes profundos para retirarse caminando y a la vista de otras personas. Los presentes auxiliaron a Jonaiquer, pero el connacional murió camino al hospital más cercano.

El noticiario detalló que los familiares del venezolano revelaron la venganza como el móvil del suceso e involucraron a la expareja del fallecido.

La severa crisis en Venezuela ha expulsado fuera de sus fronteras a millones de ciudadanos, pero la búsqueda de un mejor porvenir no es menos compleja que permanecer en el país y afrontar la realidad. Las consecuencias de la migración son retratadas hoy por los siete rostros de estos venezolanos fallecidos, quienes, en su anhelo por una mejor calidad de vida, hallaron muerte y violencia.  

Prensa Frontera Viva

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí