Para hacer frente a la crisis por el coronavirus, ONU Hábitat está lanzando un Plan de Respuesta COVID-19 para 64 países del mundo con el objetivo de centrar la acción inmediata en particular a refugiados, desplazados internos y migrantes. Pero este plan excluye a Venezuela, pese a que es una de las naciones de Latinoamérica más vulnerables en esta pandemia debido a la compleja emergencia humanitaria que atraviesa el país.

ONU Hábitat está trabajando con gobiernos, líderes de comunidades, proveedores de servicios de transporte, mujeres, jóvenes y ONG para entregar de manera urgente el Plan de Respuesta de 72 millones de dólares en África, los Estados árabes, Asia Pacífico, América Latina y el Caribe, según un documento que explica la iniciativa.

La organización detalla que más del 70% del dinero se usará para ayudar a los asentamientos informales a mejorar los servicios básicos como el agua. De igual modo, se utilizará para apoyar iniciativas que eviten que las personas se queden sin hogar, con lo cual facilitará que los necesitados encuentren un refugio temporal y busquen trabajos para que generen ingresos. 

Mediante una recopilación de datos, el mapeo de los puntos calientes y análisis existentes, se garantizará que la respuesta de la organización llegue a los lugares que realmente lo necesiten.

Con información de El Pitazo

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Venezuela supera la barrera de los mil contagios de COVID-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí