domingo, febrero 5, 2023
Inicio Opinión

Opinión

No hay el más mínimo vestigio de honorabilidad en una gestión pública que es capaz de invertir mil millonarios recursos en suntuosidades, mientras la población padece la peor tragedia de su historia, alargada injustamente. No hay honor en gastar ese dinero en excentricidades cuando los hospitales y recintos educativos están en el piso, cuando los salarios solo son comparables con los de Cuba, Haití y naciones tercermundistas africanas.
En reciente presentación el ex presidente interino Juan Guaidó ofreció detalles de su gestión en la parte financiera y donde habló de la suma de 150 millones de dólares que se habrían invertido en ello. Independientemente de las observaciones que al respecto se hagan es obvia una gran falta de explicación sobre las cargas que nos deja en el campo judicial respecto al manejo de los procesos judiciales que le correspondió atender y en lo cual se involucraron sumas muchísimo más altas que eso. VER: https://youtu.be/6OEsQhDXcTk
Cesa de esta manera nuestra Misión Diplomática, pero no cesa el compromiso por Venezuela, por su libertad, por el derecho de la patria y sus hijos a vivir en paz y en prosperidad
Por Ph.D. Tomás Páez Vivimos días llenos de ruidos, acusaciones furiosas, argumentos iracundos y contorsionistas en todos los bordes. Pretenden, necesitan, ensordecernos con polémicas y extremismos con los cuales tapar sus vergüenzas y...

¿Fanatismo o suicidio?

Las principales variables de medición de gestiones públicas son las relativas a la calidad de vida, las gestiones presidenciales no deben enmarcar solo la visión nacional, deben incorporar las visiones regionales y municipales, la clave es saber diferenciarlas, propulsarlas. La consulta, el comprender la pluralidad, la diversidad profunda del país, allí yace el fracaso (para los ciudadanos) del chavismo, pero, debemos mencionar, que ha sido exitoso para los gobernantes rojos pues han sabido extraer todos los provechos posibles.
Leonardo Padura es, sin duda alguna, uno de los grandes escritores cubanos del presente. Irrumpió en el escenario internacional en el año 2009 sorprendiendo a los lectores con El hombre que amaba los perros. Una novela que de inmediato se convirtió en internacional y arrollador éxito editorial.
En la historia política de Venezuela se refiere al gobierno del General Marcos Pérez Jiménez como un régimen de oprobio y terror. La historia y los historiadores venezolanos están obligados a terminar la tarea de examinar exhaustivamente este periodo para valorar más allá de la propaganda las implicaciones y consecuencias de un gobierno al cual se le atribuye el uso de la violencia por razones políticas.

No todo está perdido

Gustavo Tovar-Arroyo   @tovarr  El pellejo de Maduro Es penoso lo que ha sucedido con los partidos políticos y el liderazgo opositor, pero no es trágico. Hay mucho camino por recorrer...

Candidatos no ¡Líderes!

No impresiona la cantidad de presuntos candidatos que furtivamente “aspiran” ser presidente, los hay de todo tipo y género: Unos muy jóvenes, otros no tanto. Algunos trillados por conocidos, así como también desfilan los totalmente desconocidos. Preparados y onagros absolutos. Hombres, mujeres, partidistas, independientes, hasta los que desafían la carta magna por ocupar cargos dentro de jerarquías religiosas… en fin, pero ninguno muestra un camino, solo prestan su nombre a una contienda totalmente al margen de la constitución y de todo precepto democrático. Estos nefastos personeros ensanchan la lista de la sombría Oposición del Siglo XXI.
En primer lugar, hay que definir quienes liderarán la lucha en esta nueva etapa de protestas espontáneas generalizadas, es decir, aceptar que con la “Oposición del Siglo XXI” es imposible sostener una disputa real, en cuanto ella pasó a ser el principal pilar de sostenimiento del régimen, pues lejos de oponerse ha apoyado incondicionalmente todos los escenarios que el chavismo prefabrica de diálogos furtivos, distantes y secretos, que deparan elecciones cada vez más absurdas, psuvizadas. En este sentido, se debe comprender, somos los venezolanos quienes debemos encarar esta lucha, esperando constituir un nuevo liderazgo envolvente, integrado por todos los sectores del país.

Más vistos

Destacados del día