domingo, mayo 22, 2022

Carlos Ramírez

Dr. Carlos Ramírez. Abogado litigante con más de 40 años de experiencia. Especialista en Derecho Procesal, Penal, Civil y Derecho Constitucional. Diplomado en Litigación Penal Internacional. Escritor y articulista de varios periódicos.

PRIMERO: El régimen mantiene una embajada ante la Corte Penal Internacional y para ejercerla designaron a la señora Gladys Gutiérrez cuya función específica es la relación entre ambas, es el conducto establecido para ello en el Estatuto de Roma, la ilegítima pretensión de Delcy Rodríguez de ejercer dicha representación constituiría una violación a dicho instrumento y así lo estamos denunciando ante la Oficina del Dr. Karim Khan.
En fin, por donde se le mire, no es posible la coexistencia jurídica de “homicidio culposo” y “suicidio” en el caso de Albán. O Hubo suicidio o hubo homicidio intencional por parte de los funcionarios (lo que presupone que lo lanzaron al vacío con la intención de causarle la muerte). Pero no hay manera de sostener jurídicamente el homicidio culposo, y menos aún en “coautoría” o “coparticipación”. Tampoco la tesis del “suicidio-homicidio culposo” al mismo tiempo. Solo es posible, respecto de un mismo hecho, la calificación “Homicidio Intencional y subsiguiente suicidio”, que es típico de los delitos pasionales.
Lo que está ocurriendo con los resultados electorales nos ofrece un extraño cuadro que hace lucir como razonables las dos políticas contrarias que asumieron los distintos factores de la oposición. Fueron dos líneas paralelas que como tal geométricamente nunca habrían de encontrarse, pero que en este caso sí ha ocurrido. Me refiero a la política abstencionista y su contraria, la de la participación.

El falso mapa rojo

Voy a comenzar este artículo diciendo que no soy pesimista ante lo que ha ocurrido con esta farsa electoral ejecutada por el régimen y a la que algunos le adjudican el haber obtenido un exitoso resultado respecto a cambiar la percepción dictatorial que el mundo tiene de él aún habiéndose constatado cerca de un 60 por ciento de abstención, conclusión absolutamente falsa, lo ocurrido le ha resultado todo lo contrario.
Solo hay dos opciones. A) Renovamos el lapso del gobierno interino con Juan Guaidó o con otra persona. B) Se deja el campo libre a Nicolás Maduro

Venezuela, su otra tragedia

Venezuela sufre otra tragedia, la que va en camino de sellar la ruina del país por la política de expropiaciones de Hugo Chávez que generó una tormenta de mas de 60 juicios cuya defensa en manos del gobierno interino mas bien pareciera dirigida a perderlos a propósito.
Pero, me vi obligado a interrumpir y diferir para próximo artículo esas reflexiones porque se atravesó la escandalosa revelación de la infame política de colaborar con Nicolás Maduro y su cadena de mando que propuso Freddy Guevara para obstaculizar el trámite que por ante la Corte Penal Internacional se ha iniciado para juzgarles como autores de los crímenes lesa humanidad que sin pausa se vienen cometiendo en estos infernales años de los gobiernos socialistas que están acabando con el país.

Mis sospechas sobre Karim Khan

Como ha sido público y notorio he sido un entusiasta de lo que se podría esperar del nuevo Fiscal de la Corte Penal Internacional, Dr. Karim Khan, y así los sigo siendo salvo prueba en contrario, pero me ponen sobre alerta algunos detalles de lo que está ocurriendo en relación con el caso Venezuela.
Es difícil escribir un artículo como el que en este caso me propongo que, aún tratándose de un mismo tema, el de Alex Saab, abarca un universo multifacético. De todas maneras voy a intentarlo. Se trata de otras variantes y revelaciones hasta ahora no muy difundidas aún siendo de un alto peso político y delictivo podrían (deberían) generar otro proceso penal directamente contra Nicolás Maduro y las autoridades de Antigua y Barbuda.
Todavía la familia está en la terrible etapa del duelo por José Rafael. No se sale del golpe que ello significa, y es natural. No es fácil adaptarse a la realidad de la desaparición física de uno de sus integrantes aún cuando la muerte sea un hecho inevitable para todos, absolutamente para todos, y en especial para una persona que como él siempre anduvo ante desafíos llenos de peligros en el ejercicio de su profesión.

Más vistos

Destacados del día