fbpx
Inicio Opinión Gustavo Tovar

Gustavo Tovar

Activista de Derechos Humanos, Abogado, Director, Poeta y Educador

Messi y el desastre venezolano…

Pienso que el pueblo de Venezuela, el que ha resistido, el que ha luchado y enfrentado al chavismo, es como Messi, un gran jugador en el terreno político venezolano, pero que ha sido mal dirigido por líderes perdedores y mediocres.
Me dicen que en su convalecencia en la terapia intensiva donde se encontraba, entre la fiebre, la asfixia y las convulsiones, Diosdi Cabello, gritaba mi nombre y manoteaba delirante hacia todas partes para alejar mi espectro fantasmal de su presencia. Según la información que nos ha llegado, entre delirios y llantos causados por el virus chino aullaba aterrado: “Es Tovar Arroyo que viene por mí. ¡Véanlo! Es un monstruo lúcido y alado. ¡No dejen que me lleve, por favor, no lo dejen! ¡Sálvenme!”

Despertar de conciencia…

Las críticas sobre el gobierno del presidente Juan Guaidó son comprensibles, quiero decir las no histéricas, obsesivas o cínicas. La frustración es casi unánime y deriva del fracaso de no haber logrado, por ahora, el cese de la usurpación, además, la inmensa expectativa de libertad que se creó es del mismo porte a la decepción de no haber logrado el objetivo.
Henrique Capriles ha traicionado al pueblo de Venezuela, que votó por él y lo hizo presidente, que confió en sus diligencias para el Revocatorio, que depositó en él lo más noble que tiene una sociedad: su esperanza.

Mirar entre escombros…

No volveremos jamás a ser los mismos. Para los venezolanos, la nostalgia es un privilegio arqueológico, observamos nuestros destrozos materiales y morales como quien visita Pompeya, incrédulos, atónitos, cabizbajos, boquiabiertos: ¿esto es lo que quedó de Venezuela?

La Venezuela de la furia

Yo, como cualquier venezolano decente, es decir, no chavista, sueño, anhelo, ansío nuestra libertad, sí, esa libertad que tanto nos esquiva y se nos niega. Idealizo con volver a Caracas, la ciudad de la furia, donde ya nadie sabe de mí, aunque mi espíritu siga siendo parte de un todo y de todos, donde nada cambiará si cada uno de nosotros no hacemos que cambie. Ya no hay fábulas, nuestra frustración y dolor no admite avisos, en las caras venezolanas se ve el temor que la ruina chavista nos ha impuesto.

Lo que viene

Gustavo Tovar-Arroyo    @tovarr ¿Elecciones? Sin líderes políticos (usurpados todos por mequetrefes), sin partidos, sin medios de comunicación, sin acceso a gasolina o luz, restringida toda circulación, sin dólares ni...
Gustavo Tovar-Arroyo  @tovarr El pantano como hábitat Padezco una oscura patología desde la niñez que me impulsa a joder cerditos sin justificación aparente. Una fila de psicólogos, psiquiatras, tutores, coach,...
Leopoldo López, otra vez, está de vuelta: planifica, organiza y crea una próxima oportunidad. ¿Qué aspira? Según sus propias palabras una sola cosa: la libertad de Venezuela. ¿Lo logrará? ¿Lo lograremos?

La fuerza de la fe

Gustavo Tovar-Arroyo    @tovarr La ingratitud de servir No hay nada más ingrato que la política. El político puede consagrar su vida a servir, a resolver problemas ajenos, a salvar...

Más vistos

Destacados del día