fbpx
Inicio Opinión Sebastiana Barráez

Sebastiana Barráez

Periodista venezolana especializada en la cobertura de la fuente militar en Venezuela.

Jonnier, el tercer jefe del grupo disidente, reveló en un video que los combates en territorio fronterizo venezolano son una disputa con las FARC-Nueva Marquetalia
En la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) el entonces jefe de Investigaciones, coronel Rafael Antonio Franco Quintero, “ordenaba los interrogatorios que se convirtieron en torturas físicas y mentales”. Asegura que lo amenazaban con buscar “a mi esposa para ser violada y muchas más amenazas en contra de mi familia. Escuchaba voces con acento extranjero, específicamente cubano”.
Un documento del grupo guerrillero sobre el conflicto en Apure busca dar una versión sesgada de lo que ocurre en la zona.
FundaRedes le pidió al Ministerio Público de Venezuela que investigue las violaciones de derechos humanos en medio de enfrentamientos entre la Fuerza Armada y la disidencia de las FARC.
El general de brigada Martín Guillermo Lon Blanco dijo que “el régimen es militarista, no militar, donde hay diferencias notables”. Su análisis de la situación.
Las FARC derivan sus finanzas en un 90 % del narcotráfico, porque los secuestros extorsivos se le han dificultado enormemente. Las “vacunas” también han disminuido, según explicó un general venezolano en un libro de reciente publicación.
El Observatorio Nacional de Derechos Humanos (ONDDHH) acaba de presentar el Informe de Mujeres Presas Políticas en Venezuela, que relata las 19 historias de cada una de esas detenidas. Como las refleja el documento, algunas son esposas, otras compañeras, muchas madres y separadas cruelmente de sus hijos. “Hoy por ellas alzamos la voz, las queremos visibles y libres, queremos darle el apoyo colectivo que a gritos reclaman, procurando el cese de sus detenciones, y el reconocimiento de los derechos que como mujeres le asisten”, se lee.
Los militares fallecidos se han convertido en una protesta que hace más ruido por su silencio atroz. La declaración de los diversos funcionarios del gobierno venezolano resultó incoherente desde el principio
“No estamos buscando problemas a nadie”, dice en un sonido, que deja correr en las redes de WhatsApp quien se identifica como uno de los cabecillas de las FARC, Jorge Eliécer Jiménez Martínez, alias Arturo o Jerónimo, quien asegura que esperan respuesta del gobierno venezolano. “¿Qué es lo que han hecho? Siguen bombardeando, bombardeando y bombardeando, y nosotros no hemos respondido”, advierte.
El 16 de noviembre de 2020 a la comunidad de los piaroas, en el estado Amazonas, llegó una joven guerrillera, la comandante Yulianny, alias Gata, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Vistiendo con pantalón de camuflaje y las características botas de caucho, hizo gala de su verbo hábil y discurso cargado de la ideología característica de las organizaciones de izquierda, donde nunca falta la palabra burguesía e imperio. La mujer pretendía convencer a los indígenas de que reconozcan a las FARC, pero al líder indígena no lo convenció la verborrea.

Más vistos

Destacados del día