Inicio Opinión Sofos De Mileto

Sofos De Mileto

El lobo con piel de cordero

El régimen chavista tiene 22 años planificando y ejecutando un plan alevoso, inducido y perverso para ir destruyendo el Sistema Político de la República y los valores y principios que le caracterizan, para ir edificando un Estado Comunal Comunista, con las herramientas de un Estado Constitucional y actuando como Estado Inconstitucional.

El Estado Social no es Socialismo

El Estado social de derecho no busca avanzar hacia el socialismo; no intenta transformar al Estado en propietario de los medios de producción ni se ve como promotor de igualdad social en un sentido amplio. Sus principales objetivos son, por un lado, dar un marco regulatorio al capitalismo, a fin de asegurar que las reglas de la Competencia realmente se implementen funcionalmente, y, segundo, que los beneficios de la actividad económica se extiendan a la sociedad entera en relación a los esfuerzos personales, pero evitando extremos de privación o injusticias. Lo anterior se concreta a través de la acción reformista del Estado.

¿Cómo ser amable con la gente?

La amabilidad es una actitud personal positiva tanto para nosotros como individuos, como para aquellos que nos rodean. Es esa energía que nos mantiene conectados al resto de la sociedad, que nos protege de la soledad y del malestar asociado. La amabilidad es aquello que fortalece nuestras relaciones interpersonales, fundamentales para nuestra salud mental, teniendo en consideración que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo interactuando con otras personas.

Con dulzura marabina

Al recorrer la tierra del sol amada, en Venezuela, puede uno quedar encantado con los sabores, texturas, aromas, colores y las particulares presentaciones de la dulcería típica zuliana. Después de tener la bendición de la Virgen de Chiquinquirá y recorrerla la zona de la Plaza y bellísimo Teatro Baralt, lo propio es degustar las delicatesen de la repostería de la culinaria marabina.
El Estado es una forma de organización socio-política. Se trata de una entidad con poder soberano para gobernar y desempeñar funciones políticas, sociales y económicas dentro de una zona geográfica delimitada. De allí que se define el Estado como la organización de un grupo social, sedentario, mediante un orden jurídico servido por un cuerpo de funcionarios, que tiende a realizar un bien común.
La Sociedad Digital, que caracteriza la comunicación como versátil, amplia e incesante, permite que las ideas y sus formatos de expresión sean difundidos y recibidos solo con un clic. La libertad de información, de opinión y de criterio es una conquista de la humanidad y un pilar fundamental de cualquier sistema democrático que se precie de proteger el ejercicio de los derechos humanos.
La intención del presente escrito es desnudar los postulados que emplean sus adeptos para argumentar la elaboración de una nueva forma de democracia. La llaman democracia radical. La postulan bajo una concepción posmarxista y la justifican como una alternativa para una nueva izquierda. Solo pretendemos describir sus alegatos. Únicamente pretendemos mostrar a la ciudadanía las maniobras en que se soportan para enunciar sus ventajas y razón de ser. Sin ir más allá, deseamos exhibir las bases de la construcción de este modelo. Tal vez, con esta muestra se pueda comprender, especialmente en el mundo democrático, y particularmente en la sociedad occidental, con especial énfasis en Norteamérica y los países latinoamericanos, los efectos de los tentáculos que han ido cercando y asfixiando a las democracias, en algunos casos las liberales, en otras las sociales y en muchos las constitucionales.
Dentro del campo de la Lexicografía, se conoce como Venezolanismo a las expresiones, giros o palabras propios del Español de Venezuela, es decir, del Español realizado en el habla venezolana.
Quizás haya sido Jean Bodín, en su obra “Los seis libros de la República” (1576) quien mejor haya expuesto la finalidad de este régimen político. El propósito general de una República es prosperar en la piedad, la justicia, el valor, el honor y la virtud. En un primer momento, una república no puede subsistir sin aquellas acciones ordinarias relativas a la conservación del bienestar del pueblo, como la administración y la aplicación de la justicia y distribución de bienes. Una vez que el ser humano satisface sus necesidades materiales básicas, está en capacidad de vivir en la virtud. Finalmente, mediante el desarrollo de las virtudes intelectuales (sabiduría, conocimiento y religión), la república puede alcanzar su último propósito: ofrecer a los hombres "la contemplación divina del objeto más bello y excelente que puede ser pensado e imaginado."

Venezuela y sus feudos

El cambio de un imperio como fue el Romano, a la Edad Media, no solo trajo un nuevo sistema político o administrativo, sino que fue el surgimiento de un nuevo sistema de organización basado en el vasallaje y en el servilismo. Era el nacimiento del Feudalismo.

Más vistos

Destacados del día