fbpx
Inicio Opinión Sofos De Mileto

Sofos De Mileto

Una de las premisas esenciales para consolidar un Estado democrático de derecho es que los representantes de la soberanía popular en ejercicio del poder, sean ciertamente representativos de las sociedades, de las comunidades y de los Estados en un sistema federal. Si hay un mecanismo ligado con el propio concepto de democracia es la representación. El pueblo, titular de la autoridad suprema, elige dentro de sus integrantes, con el sufragio y mediante el voto libre, universal, directo y secreto, a un grupo de ciudadanos, para que en su nombre lo representen y actúen en funciones del Poder Público.
Vomitivo y pestífero resulta ver a tanto dirigente de la cúpula chavista quienes, ya sin escrúpulos, muestran el fruto podrido obtenido desde las arcas públicas con su malversación hemorrágica. Ya sin empacho alguno exhiben, cual jeques, faraones del mileno y monarcas del poder, sus patrimonios, haberes y gustos tan extravagantes.
Nos parecen muy pobres y, en todo caso, insuficientes los fundamentos expuestos en el Estatuto que rige la Transición a la Democracia aprobado recientemente por la Asamblea Nacional para declararse en continuidad constitucional el Poder Legislativo Nacional, a partir del 5 de enero de 2021. Solo se ha limitado a hacer referencia a que “el evento político celebrado el 6 de diciembre de 2020 no es una legítima elección parlamentaria” y que “todos los actos emanados de la írrita institucionalidad derivada del fraude electoral del 6 de diciembre de 2020 son nulos e ineficaces en los términos de los artículos 25 y 138 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.”
El Estado Comunal que viene implantando el régimen desde el 2006, con la primera Ley de los Consejos Comunales, e identificándolo de manera subyacente con la democracia directa, lo conforma una serie de instancias de agregación comunal. Allí figuran los propios Consejos Comunales, la Comuna, la Ciudad Comunal y el Parlamento Comunal. A los dos primeros el régimen les ha pretendido dar un piso jurídico con sus respectivas leyes especiales y con la Ley Orgánica del Poder Popular. Para los dos últimos el propio Maduro le ha pedido a la nueva e ilegítima Asamblea Nacional electa que legisle sobre esas instancias, y así concretar la base legal del Estado Comunal Comunista.
Navidad, época de celebraciones que llenan de calor humano muchos ambientes. Es un período donde la reunión familiar, la solidaridad y los valores humanos se apoderan de nuestras almas.

La República no tortura

César Miguel Rondón acaba de producir y divulgar por las RRSS unos videos que titula “La República que tortura”. En ellos expone una serie de casos donde funcionarios de autoridad, al servicio del régimen, han cometido crímenes de lesa humanidad, resaltando entre ellos el de tortura. Hace ver que la República se convirtió en “un monstruo de mil tentáculos que ejecuta todo su poder con el apoyo de sus instituciones, como feroces guardianes de un gobierno y su partido político. Ese monstruo exacerba el terror en el pueblo, bajo el castigo ejemplarizante de la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, que se imparten a quienes piensan distinto, a presos políticos y presos comunes.”
Comenzamos por reafirmar que Inteligencia Artificial (IA) es aquella tecnología que es consciente de su entorno y que lleva a cabo sus tareas siendo capaz de maximizar sus posibilidades de éxito. Estas tareas suelen implicar cosas como planificación, investigación, procesamiento del lenguaje y reconocimiento facial.
El tránsito del Estado Constitucional Republicano al Estado Comunal Comunista este régimen lo ha ido implementando bajo un programa gradual, queriéndolo hacer poco perceptivo y bajo una política de Estado. Veamos. El Estado Constitucional es el fundamento de la República, institución caracterizada por una comunidad política sobre la base de la igualdad ante la ley de los ciudadanos, cuyo gobierno es un simple agente del pueblo soberano que lo elige para desempeñar una función pública transitoria, y que a la vez es responsable de rendir cuentas a ese pueblo sobre su gestión. En el desempeño del poder, en la República y en el caso venezolano cinco órganos, ejecutivo, legislativo, judicial, ciudadano y electoral, ejercen esas funciones de poder, cada uno con sus expresas competencias, pero ofreciendo colaboración recíproca para el logro de los fines del Estado.
Lo cierto es que el Zulia nos dio a los venezolanos, en la conquista de nuestro territorio, una identificación. El nombre de Venezuela viene del área del Lago de Maracaibo.​ Los conquistadores españoles que llegaron al lugar hace 500 años encontraron a los indígenas viviendo en palafitos, chozas apoyadas en pilares, a lo largo de las orillas del lago, por lo cual llamaron este territorio La Pequeña Venecia o Venezuela.
Ya antes de la Constitución republicana se comenzó a hablar de la crisis de la ley, fenómeno al que Francesco Carnelutti, eminente jurista italiano del siglo XX, atribuía como causas la multiplicación de relaciones y realidades, de conflictos y de necesidades, su devaluación cualitativa, de la que derivan incertidumbre y desafección, y la falta de idoneidad de las personas llamadas a legislar.

Más vistos

Destacados del día