fbpx
Inicio Opinión Tulio Hernandez

Tulio Hernandez

Sociólogo experto en cultura y comunicación, columnista del EL NACIONAL, consultor internacional en políticas culturales y ciudad.

¿Cuántos años más gobernará el totalitarismo en Venezuela? Es muy difícil predecirlo. Porque el próximo 2 de febrero se cumplirán veintidós años del ascenso del chavismo al poder y no hay en el horizonte señales suficientes para pensar que su mandato tenga pronta fecha de caducidad. Lo que sí queda claro es que veintidós es demasiado tiempo. La suma en años transcurridos, por ejemplo, entre las presidencias de Betancourt, Leoni, Caldera, Pérez y los dos primeros años de Herrera Campins. Casi cinco periodos .
Lo he escrito muchas veces. Venezuela es una de las pocas naciones de Iberoamérica –no me atrevo a decir que del planeta– donde prácticamente todos sus habitantes se sientan a la misma hora, los días 24 y 31 de diciembre, a compartir los mismos alimentos para celebrar la Navidad y el Año Nuevo.
La más certera definición de José Vicente Rangel se la debemos, en mi opinión, a Américo Martín. En una entrevista ofrecida a la revista Exceso años atrás, Américo comparó al hombre que acaba de morir la semana que hoy concluye con Mijoyán, el armenio que sobrevivió tanto al zarismo como a la revolución soviética. Y para que no quedarán dudas sobre lo que quería decir, agregó: “José Vicente Rangel es como un corcho, flota”.
No comen carnes rojas, aves, ni pescado. Mucho menos cerdo. Y cuando se les ofrece como alternativa una ensalada rusa que teníamos a mano se aseguran primero de que no tenga mayonesa, aunque sea hecha en casa. Le retiran luego la zanahoria por aquello del azúcar. Y van después a lavar la lechuga sobre la que está servida. Porque no confían en nuestra asepsia.
¿Qué haría usted amigo lector si un día, pongamos que en un almuerzo de pocas personas, Eduardo Fernández, uno de los comensales, se queda en silencio mirando a través de una claraboya del restaurant y exclama con expresión de niño desconsolado: “¿Algunas veces me pregunto por qué el cielo es azul?”
Hay indicios suficientes para suponer que sí. La cúpula de militares golpistas y civiles ultraizquierdistas que mal gobierna a Venezuela ha corroborado que pueden mantenerse imperturbables en el poder por muchos años más sin verse obligados a convocar elecciones libres.
Por Tulio Hernández @tulioehernandez I. La polarización política es un fenómeno de consecuencias desastrosas para las poblaciones y los países. Las peores son aquellas que conducen a extremos...
Hay dirigentes políticos de una sola pieza. Coherentes con los principios que predican. Que unen la palabra y la acción. Pero hay otros, en apariencia justos y de avanzada, que pueden decir en cambio como el desplante aquel de Groucho Marx: “Yo tengo mis valores, pero si quieren ¡también tengo otros!”.
Desde que publiqué un artículo titulado “La conjura de los atorrantes”, en el que intenté definir el perfil siquiátrico, las malas maneras de su trato con los demás y las actitudes déspotas de cuatro gobernantes –Bolsonaro, Putin, Chávez y, por supuesto, Donald Trump– no he pasado un día sin recibir reproches, críticas y hasta despedidas dramáticas de lectores selectos.
Los sajones y sus descendientes americanos tienen la tentación de medirlo todo. Desde la velocidad con la que llega al guante del catcher cada lanzamiento de un pitcher en las Grandes Ligas hasta el número de veces por hora que un ciudadano promedio toma el celular entre sus manos.

Más vistos

Destacados del día