La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Clarissa Etienne, estimó que uno de los mayores retos que enfrenta Latinoamérica, en medio de la pandemia de Covid-19, es la falta de equipos de protección para los trabajadores del sector salud.   

La directora del organismo advirtió que es “prudente” que las medidas de confinamiento, decretadas por varios países, sean implementadas durante dos a tres meses para prevenir mayor propagación del nuevo coronavirus en la región.

“Este tipo de medidas pueden parecer drásticas pero son la única forma de impedir que los hospitales queden desbordados”, dijo la alta funcionaria del organismo regional para las Américas. 

Aunque las medidas de distanciamiento social tienen un impacto directo en economías frágiles como las de América Latina, Etienne consideró que sin estas restricciones los servicios de salud podrían quedar anegados. 

La representante de la OPS se refirió también a la realidad heterogénea de la región y a la segmentación de los sistemas dentro de los mismos países, donde conviven estructuras privadas y públicas. 

Etienne destacó que es un deber de los países proteger al personal sanitario, ya que “van a estar en la primera línea de esta batalla”, puntualizó. 

Sin embargo, la organización ha distribuido insumos para muchos países, pero sostuvo que necesita poder “penetrar en el mercado para tener acceso a estas herramientas”. 

Astrid Anselmi

Le puede interesar.  Coronavirus en Venezuela: Costureras y personal sanitario elaboran los tapabocas que el régimen no proporciona

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí