Más de 12 días sin luz lleva el barrio La Popita, sectores B y C, en San Antonio del Táchira, a causa de la avería de un transformador

El drama de los servicios en la frontera. Foto: Prensa Frontera Viva.

Mientras los vecinos del barrio La Popita, sectores B y C, mantenían desplegadas pancartas en la calle principal para llamar la atención de conductores y peatones, y así pedirles una colaboración; en el sector de Ricaute, un grupo salió a manifestar su descontento frente a los prolongados cortes.

Ambos barrios, como otros más, van hilados por la misma problemática: las fallas del servicio eléctrico. En La Popita, se agrega un factor: la avería de uno de sus transformadores, que tiene a más de 180 familias sin energía.

“Los cortes de luz nos han llevado a que se dañen los aparatos: televisores, neveras, cualquier electrodoméstico que esté al alcance de los altos voltajes”, precisó Virgilio Ruíz, residente de Ricaute al tiempo que detalló que, en varias ocasiones, interrumpen el servicio desde la mañana y hasta las 3:00 p.m. para luego “quitarla de nuevo a las 9:00 p.m.”.

Vecinos de La Popita. Foto: Prensa Frontera Viva.

Ruiz, en nombre de la comunidad, lamentó que niños, ancianos y pacientes con diálisis deban vivir estos días tan lóbregos. Hizo un llamado a los entes que le competen, entre ellos Corpoelec, a buscar una pronta solución. “Estamos asediados por estos cortes”, acotó.

Por su parte, Gloria Calderón, señaló que la luz no está “ni de día ni de noche”, pues la “quintan a las 9:00 p.m. y la vuelven a poner a las 3:00 a.m. Solo nos dan tres horas y, a las 6:00 a.m., vuelve a irse”.

“La comida que uno alcanza a comprar se está echando a perder. ¿Quién nos responde?”, se preguntó la dama, algo desesperada, por un escenario que, en la actualidad, está acompañado por la cuarentena a causa de la Covid-19.

Le puede interesar.  Concejales de Santa Marta piden crear campamentos para venezolanos

“Estamos en confinamiento, en cuarentena, sin trabajo, y pare usted de contar, y son las 12:00 a.m. y nada que nos ponen la luz. Usted pasa en la madrugada y la gente sigue en la calle, por el calor”, acotó mientras pedía que sean más equitativas las interrupciones. “Hay barrios en donde no se va”.

Vecinos del barrio Ricaute. Foto: Prensa Frontera Viva.

Potazos y rifas para el transformador

Los habitantes de La Popita, específicamente los sectores B y C, siguen en la calle recogiendo dinero para poder comprar un transformador nuevo. “También estamos haciendo rifas”, enfatizó Deisy Morales.

“El transformador hay que traerlo de Guacara y cuesta 1.900 dólares. Estamos en la lucha. Aquí hay niños, ancianos. Es muy fuerte”, prosiguió Morales, quien instó a las autoridades a que les tiendan una mano.

“La gente nos colabora, pero como usted puede ver, están transitando pocos carros por la cuarentena, y casi siempre pasan los mismos”, resaltó.

Los vecinos, durante las jornadas de recolección de ingresos, aprovechan para desplegar sus pancartas.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí