La madrugada de este sábado, cerca de 100 reclusos se fugaron de los calabozos de Poliyaracuy, representando la fuga de presos más grande de 2020, según informó el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Se conoció que los privados de libertad cavaron un agujero que los conectó con la red de cloacas y alcantarillas de San Felipe. Los reclusos habrían salido aprovechando la oscuridad.

Hasta las 11 de la mañana del domingo se habían efectuado cerca de 30 recapturas de algunos prófugos que se encontraban en varias viviendas del sector.

Según diversas denuncias aproximadamente 530 presos se encontraban recluidos en tres pabellones de la comandancia antes de registrarse la fuga.

Con información de agencias

Le puede interesar.  Comunidades de San Antonio denuncian discriminación con el racionamiento eléctrico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí