En el Darién- frontera entre Panamá y Colombia- se registran frecuentes casos de personas desaparecidas o muertas en el recorrido por la selva. Uno de los últimos incidentes fue el lamentable homicidio de un infante venezolano de 6 años de edad.

El Defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Camargo, y su homólogo de Panamá, Eduardo Leblanc, sostuvieron una reunión de seguimiento a la situación migratoria en esa región, dónde se han venido registrando graves vulneraciones a los derechos humanos de las personas que atraviesan el Darién, e informaron sobre la construcción de una “alerta binacional” con el fin de reducir los peligros para los migrantes y refugiados que se disponen a recorrer este peligroso camino.

El defensor colombiano manifestó que la mayoría de migrantes que transitan por esta zona son venezolanos, quienes viajan en condiciones de precariedad económica y de mayor vulnerabilidad.

La Defensoría del Pueblo de Colombia considera que esta crisis migratoria por el Urabá-Darién debe ser un tema prioritario en la agenda humanitaria entre los Gobiernos de Colombia y Venezuela, teniendo en cuenta que el 69% de los migrantes que hoy están pasando por el Darién son venezolanos y el 15% son menores de edad.

“Hasta la fecha ya han cruzado 134.000 migrantes por el Tapón de Darién con rumbo hacia Panamá, una cifra que preocupante teniendo en cuenta que supera la registrada en el 2021”, explicó Camargo.

Le puede interesar.  Embajada en Canadá realizo trámites consulares para la diáspora venezolana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí