La acusación penal que pesa sobre Nicolás Maduro en Estados Unidos reveló que él no solo recibió de las FARC unos 5 millones de dólares, sino que además habría acordado con la guerrilla el entrenamiento de milicianos a cambio de otorgarles armas, especifica el diario PanamPost en nota de prensa.

El pasado 26 de marzo la justicia estadounidense anunció la acusación penal y formal contra el régimen de Nicolás Maduro, ofreció 15 millones de dólares por su captura y además le abrió cargos por terrorismo y narcotráfico; en el documento de la Fiscalía existen una serie de revelaciones que demuestran la alianza que existe entre las FARC y el Cartel de los Soles liderado por Maduro y Diosdado Cabello.

El pasado 26 de marzo la justicia estadounidense anunció la acusación penal y formal contra el régimen de Nicolás Maduro, ofreció 15 millones de dólares por su captura.

“Nicolás Maduro Moros, el acusado, ayudó a administrar, y últimamente lideró el Cartel de Los Soles mientras ganaba poder en Venezuela. Bajo el liderazgo de Maduro y otros, el Cartel de Los Soles buscó no solo enriquecer a sus miembros y agrandar su poder, también ‘inundó’ a los Estados Unidos con cocaína infligiendo el daño de las drogas y efectos adictivos en los usuarios en este país”, reseña el documento de la Fiscalía.

De acuerdo con las investigaciones de Estados Unidos, Maduro negoció “múltiples toneladas de envíos de cocaína producida por la FARC” a cambio de proveer a la guerrilla con armas de grado militar. También habría utilizado su cargo como canciller del expresidente Hugo Chávez para abrirle las puertas al narcotráfico y asegurar que los cargamentos llegaran a su destino.

Según las autoridades norteamericanas, Maduro coordinó los asuntos extranjeros con Honduras y otros países para facilitar las escalas para el tráfico de drogas; en pocas palabras, utilizó su cargo como canciller como un salvoconducto de los cargamentos.

 

Trabajo en equipo: Cartel de los Soles y FARC

Nicolas Maduro y Diosdado Cabello, cabecillas del Cartel de los Soles / Foto archivo

En 2003 el Cartel de los Soles, encabezado por Maduro, Cabello y Hugo “El Pollo” Carvajal, habría instalado junto con las FARC un campamento cerca del estado Apure en donde la guerrilla colombiana pudiera procesar la cocaína.

Luego, en 2006, cuando Maduro ya era canciller, recibió de las FARC cinco millones de dólares de los ingresos de la droga dentro de un esquema de lavado de dinero. “Alrededor de 2008, Maduro, Cabello y Carvajal asistieron a una reunión con un representante de la FARC, donde los asistentes acordaron que el Cartel de los Soles proveería a las FARC con efectivo y armas a cambio de incrementar la producción de cocaína. Durante la reunión, Maduro acordó abusar de su autoridad como ministro de exteriores para asegurar que la frontera entre Venezuela y Colombia permaneciera abierta para facilitar el tráfico de droga”, señala la investigación estadounidense.

Otra información revelada por el diario sobre la acusación penal contra Maduro, es que habría acordado con las FARC el entrenamiento de milicianos a cambio de la provisión de armas y de uniformes de la Fuerza Armada venezolana.

Maduro logró que Honduras fuera el «puente» del narcotráfico

Las investigaciones de la Fiscalía estadounidense revelan que en su cargo como canciller de Chávez, Maduro logró que Honduras se convirtiera en un «puente aéreo» para traficar la cocaína del Cartel de los Soles y las FARC.

“De acuerdo al Departamento de Estado de los Estados Unidos, aproximadamente 75 vuelos no autorizados sospechosos de actividades de tráfico de droga entraron al espacio aéreo de Honduras solo en el 2010, usando lo que se conoce como el “puente aéreo” de la ruta de la cocaína entre Venezuela y Honduras”, señala la acusación penal.

Hay que recordar que en septiembre de 2019 se conoció que informes de la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) revelan que Chávez habría ordenado “inundar” EE. UU. con cocaína proveniente de las FARC. De acuerdo con la información adquirida por el diario El Mundo, Chávez quería combatir a Washington llenando el suelo norteamericano de droga.

Para lograr “inundar” a Estados Unidos con cocaína, Chávez también impuso que la justicia venezolana exculpara a los miembros de la guerrilla colombiana de cualquier delito en el que se vieran inmersos en territorio venezolano vinculado a: asesinatos, narcóticos, secuestros, tiroteos y extorsión.

Otro gran dato revelador de un segundo testigo y detallado en los informes de la DEA, revela que el exmandatario venezolano señaló que los fondos necesarios para el apoyo logístico como “uniformes, barcos y computadores” serían pagados por la estatal venezolana PDVSA a las FARC.

Información de Panam Post

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí