El estadounidense Jourdan Goudreau, propietario de la empresa de seguridad Silvercorp encargada de la operación para derrocar al gobierno usurpador de Nicolás Maduro viajó desde Estados Unidos a Colombia en un jet privado propiedad de una empresa que contrata con el régimen chavista.

El PanAm Post tuvo acceso a la declaración general de un vuelo privado entre el aeropuerto de Opa-Locka, Florida, y el de Barranquilla, en Colombia, el pasado 16 de enero. El jet, de matrícula YV3231, es propiedad de la empresa Servicios Aéreos Mineros (SERAMI), C.A., que es una de las pocas compañías autorizadas por el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC) para realizar operaciones comerciales en el Estado venezolano (y es especializada en el transporte de material aurífero).

Entre los pasajeros del vuelo, además de Goudreau, se encontraba una altísima funcionaria del Estado venezolano, Yacsy Alezandra Álvarez Mirabal, quien, de acuerdo con OpenCorporates, es directora de Lubricantes VENOCO de Centroamérica, una empresa propiedad del Estado venezolano, adscrita a PDVSA —nacionalizada en octubre del 2010 por el entonces presidente Hugo Chávez—. Dos fuentes comentaron al PanAm Post que Álvarez y Goudreau tienen una relación muy estrecha. Esto no pudo ser confirmado.

General declaration de la entrada del jet YV3231 a Colombia.

Además de la directora de Lubricantes VENOCO, en el vuelo del avión privado también viajaron los dos ciudadanos americanos, ex militares del Ejército, que capturó el régimen de Maduro en las costas venezolanas: Luke Alexander Denman y Airan Seth Berry.

El PanAm Post pudo verificar en Flight Aware el registro de viajes del jet YV3231. Se pudo verificar que, entre noviembre de 2019 y febrero de 2020, el avión privado viajó a Colombia más de 8 veces desde Venezuela y Estados Unidos. En concreto, las principales rutas eran entre el aeropuerto de Charallave, en Caracas, y el de Barranquilla.

Le puede interesar.  Extendieron la suspensión de vuelos en Venezuela hasta el 12 de agosto

El 15 de enero de este año, el jet viajó a la 1 y media de la tarde desde Charallave a Barranquilla con dos pasajeros: Franklin Durán, un polémico empresario estrechamente vinculado al chavismo y quien fue accionista de VENOCO; y Delia Sousa Molina —de quien el PanAm Post no tiene mayor información—. Luego, el mismo avión viajó a las 4 y media de la tarde de Barranquilla al aeropuerto de Opa-Locka en Florida con solo una pasajera: Yacsy Álvarez. Al día siguiente, a las diez y media de la mañana, Álvarez regresó a Barranquilla; pero ahora acompañada de Jordan Goudreau, Luke Denman y Airan Berry.

Registro del vuelo YV3231 en los últimos meses.

El PanAm Post pudo verificar que los principales pasajeros de los vuelos hacia y desde Colombia del YV3231, entre el 11 de julio de 2019 y el 15 de enero de 2020, fueron Franklin Durán y Delia Sousa. Por su parte, Yacsy Alezandra Álvarez viajó también desde Opa-Locka a Barranquilla el 6 de febrero de este año.

Franklin Durán fue detenido este 24 de mayo por el régimen de Nicolás Maduro y aún se desconocen las razones. Una fuente dijo al PanAm Post que Durán tenía relaciones estrechas con el general Clíver Alcalá Cordones y con su hermano, Carlos Alcalá, quien es el actual embajador de Venezuela ante el régimen iraní. Durán es conocido como uno de los principales «boliburgueses» y por su vinculación al caso Antonini Wilson.

Jordan Goudreau es el principal artífice de la denominada Operación Gedeón, el supuesto intento de derrocar a Maduro que fue negociado con el Gobierno interino en otoño de 2019. Aunque las negociaciones nunca prosperaron (el Gobierno interino no pagó el adelanto inicial y ambas partes cortaron relación en noviembre de 2019), Goudreau terminó activando la operación que devino en la captura de varios militares venezolanos y los dos exmilitares estadounidenses, Denman y Berry.

Le puede interesar.  Colombia prepara decreto para evitar la explotación de migrantes venezolanos

Quien fue el estratega principal del Gobierno interino, el afamado consultor JJ Rendón, reconoció su participación en las conversaciones exploratorias con la empresa de Goudreau, Silvercorp. Rendón asegura que el contrato caducó en noviembre. Desde actores del Gobierno interino han sugerido la hipótesis de que la operación terminó siendo armada por el mismo chavismo.

De hecho, en un programa de televisión el 28 de marzo, luego de que se entregara a la justicia americana el general Clíver Alcalá Cordones —y confiscaran sus armas en Colombia—, Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, reconoció haber financiado y apoyado la logística de toda la operación.

Aún no queda claro por qué Jordan Goudreau ejecutó el 3 de mayo una operación que ya había sido alertada por el chavismo, no contaba con el aval del Gobierno interino de Juan Guaidó ni con los recursos o la logística necesaria para ser exitosa. Hace varios días el PanAm Post consultó varias fuentes (entre ellas Rendón y militares que colaboraron con Goudreau) y ninguna pudo explicar por qué Goudreau continuó con la operación.

Le el trabajo completo en PanAm Post

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí