La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es caminantes-2020-1.jpeg
La cifra de caminantes en enero del 2020 supera ya a las del año pasado.

De manera significativa ha crecido el número de caminantes venezolanos en la ruta entre Cúcuta y Bucaramanga según las cifras manejadas por la Red de Refugios.  Algunos de los albergues se encuentran al límite de su capacidad situación que ha sorprendido a la red de ayuda humanitaria que esperaba que estas cifras se presentaran en la tercera o cuarta semana del mes de enero, no en los primeros ocho días del año 2020.

Señala José Luis Muñoz, de la Red Humanitaria, que las cifras de la primera semana de este año son parecidas a las cifras de movilización de la tercera semana de enero del año pasado, lo que indica que la situación de los caminantes venezolanos en ruta por Colombia, según se prevé, luego de atenuarse se incrementará notablemente.

La cifra de cam

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es caminantes-2020-2.jpeg
Nuevamente los refugios se encuentran saturados de caminantes .

Este hecho replantea nuevamente la necesidad de apoyo a los refugios quienes temen que sus reservas de alimentos y recursos mermen notablemente antes del tiempo previsto especialmente cuando algunos donantes internacionales han concluido sus programas o están en fase de revisión de los mismos.

Señalan los voceros de la Red que la situación se hace crítica cuando, entre otros casos, este año inicia con el cierre del refugio en Bucaramanga (Fundación Entre dos tierras). Y el problema fundamental sigue siendo la falta de recursos: la estadística de la Red indica que, para la atención de 7 mil personas por mes se requieren un poco más de mil dólares.

Le puede interesar.  Venezolanos en Madrid serán vacunados contra el COVID-19

Muñoz aporta datos: “en enero del 2019 se estimaban 400 caminantes diarios saliendo de Cúcuta. Esto subió a 500 personas diarias en febrero. En los meses intermedios llegó a topes entre 600 a 800 diarios. En octubre bajo a 300 y en noviembre a diciembre subió a 400 caminantes diarios”.

Esto concuerda con las cifras manejadas en el centro humanitario de alimentación Nueva Ilusión en El Escobal (cercano al puente Santander que comunica con Ureña) y en donde se sirven  480 almuerzos diarios (400 de ellos para caminantes). El resto de los almuerzos corresponde a familias que vienen desde el Táchira.

En conclusión, el fenómeno migratorio de los caminantes venezolanos en ruta entre Cúcuta y Bucaramanga, no cesa o disminuye en fuerza. Todo lo contrario: las cifras de caminantes en enero supera ya la cifra de caminantes del  mismo mes en el año 2019. Una razón más para preocuparse. (Alans Peralta Mora)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí