El presidente de Colombia, Gustavo Petro, pidió este miércoles, 30 de septiembre, “una presencia estatal que permita asistencia a las personas que están recorriendo la ruta de la muerte”, en referencia a la peligrosa selva del Darién, que muchos migrantes venezolanos atraviesan en su camino hacia Estados Unidos.

En un acto en el que posesionó a varias autoridades, entre ellas el nuevo director de Migración Colombia, Carlos Fernando García Manosalva, Petro insistió en que esa situación “merece especial atención”.

El Tapón del Darién es la selvática y peligrosa frontera natural entre Colombia y Panamá por la que pasan miles de migrantes diariamente a pie, en los últimos años la mayoría venezolanos, haitianos y cubanos en su tránsito hacia Norteamérica.

El Darién “debe tener una ruta de asistencia del Estado colombiano. Yo pienso que nuestro papel es asistir, en una zona geográfica que, como sabemos, es dificilísima”, explicó el mandatario, que mencionó la necesidad de “una presencia estatal que permita asistencia a las personas que están recorriendo la ruta de la muerte”.

“Ojalá no la recorrieran, pero me parece fundamental, porque es mejor que el Estado esté a que no esté, con las cosas que están ocurriendo allí a miles de personas, incluidas colombianos y colombianas”, sostuvo.

Con información de EFE

Le puede interesar.  El régimen impidió repatriación de venezolanos varados en Panamá

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí