Por medio de teleconsultas transfronterizas, médicos residentes en Venezuela podrán contactarse nuevamente con sus pacientes fuera del país, que migraron producto de la crisis humanitaria.

Los especialistas de la salud prestarán atención médica a través de consultas virtuales, aún sin estar homologados en el país donde ocurre la revisión y así lograrán obtener una nueva vía de ingresos.

La nueva plataforma se denomina Comtok y funciona como un WhatsApp médico: un chat fácil de usar y accesible desde el teléfono o la computadora. Promete reconectar a la diáspora en cuanto a servicios de telemedicina se refiere, los pacientes consultarán con sus doctores de confianza, se encuentren estos en Venezuela o en otro país.

Se estima que del 30% de los médicos graduados en los últimos 40 años, la mitad no ejerce su profesión en el destino de acogida, ya sea por dificultades en el proceso de registro de su título o por falta de ofertas de trabajo.

Por lo tanto, “Comtok cuenta con herramientas clínicas para facilitar la relación médico-paciente, al tiempo que provee un ambiente colaborativo donde los profesionales pueden trabajar en equipo y gestionar información y pagos”, precisa la información suministrada por la plataforma médica virtual.

Lea también: Habilitan plan de vacunación para niños venezolanos en Norte de Santander

El medio cumple con los requerimientos regulatorios para salud transfronteriza y protección de datos exigidos por las legislaciones europeas e hispanoamericanas para telemedicina.

“El 70% de las consultas médicas se pueden resolver en línea perfectamente”, asegura Comtok.

El equipo fundador está integrado por venezolanos ubicados en España y permanece enfocado en brindar “salud sin fronteras”, pues los médicos en Venezuela han perdido a una parte significativa de sus pacientes, en tanto cerca del 20% de la población abandonó la nación.

Le puede interesar.  Actualización del informe de Bachelet sobre Venezuela: “un país es juzgado por cómo trata a sus más vulnerables, incluidos sus detenidos”

Recientemente recibieron una subvención del Ayuntamiento de la ciudad de Valencia (España) como apoyo al proyecto innovador. “Así como creemos que la salud no tiene fronteras, creemos que el emprendimiento tampoco. Por eso desde aquí queremos apoyar a los nuestros donde sea que estén”, aseguró un miembro del grupo médico.

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí