Liberalizar las patentes de las vacunas anticovid podría salvar cientos de miles de vidas, defiende en una entrevista a EFE el director de Salud de la Cruz Roja, Emanuele Capobianco, en vísperas de una asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud donde se debatirá este argumento.

“Estoy seguro de que la idea encontrará oposición, pero de ello dependen cientos de miles de vidas, es uno de esos momentos en la historia en los que una decisión tiene consecuencias reales para el mundo”, asegura el experto de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR).

El secretario general de esta organización decana en la ayuda humanitaria, Francesco Rocca, expresará en la asamblea su apoyo a la propuesta, defendida por más de 60 países en desarrollo, de suspender las patentes de vacunas y tratamientos contra el covid-19 con el objetivo de que su producción aumente y se abarate en el mundo.

Si no se avanza en ello, “los gobiernos que decidan anteponer sus intereses económicos antes que invertir en la vida tendrán una gran responsabilidad”, advierte Capobianco.

Recordar y repetir el gesto de hace 20 años

El responsable de salud de la federación recuerda que hace 20 años se debatió una decisión similar en la comunidad internacional, la de ampliar el acceso a los antirretrovirales, para combatir otra pandemia, la del VIH/SIDA, lo que permitió la producción de medicamentos genéricos más asequibles para los países pobres.

“Esperamos que los líderes mundiales vuelvan a ser audaces como entonces e impulsen las reformas necesarias para salvar vidas”, insistió.

Los países aún renuentes a liberalizar los fármacos contra el covid-19, muchos de ellos sedes de las farmacéuticas que los producen, alegan que la protección de la propiedad intelectual mediante patentes es vital para fomentar la investigación de vacunas y terapias pasadas, presentes y futuras.

Le puede interesar.  Trabajar desde casa en tiempos de coronavirus

Ante este argumento, Capobianco recuerda que muchas de esas farmacéuticas financiaron en gran parte el desarrollo de sus vacunas anticovid con dinero público, y vuelve a recordar lo ocurrido hace dos décadas para que se siga el ejemplo.

“Las empresas que entonces redujeron los precios de los fármacos contra el sida no fueron a la bancarrota, sino que continuaron con fuerza su negocio”, recalcó.

En la asamblea de la OMS, que durará ocho días, también se espera que se debata un posible tratado internacional contra pandemias, que ayude al mundo a afrontar mejor las crisis sanitarias del futuro después de que la causada por covid-19 sorprendiera con la guardia baja a casi todas las redes sanitarias globales.

Con información de EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí