Sin más que algunos bolsos y cobijas llegaron los migrantes venezolanos a la frontera con Arauca / Foto: Alfonso Giraldo GIRALDO

Aglomerados en la parte trasera de un camión, cargando sus pequeñas maletas tricolor, cobijas y hasta  con colchones enrollados. Así llegaron 70 connacionales, durante el fin de semana, a la frontera de Arauca con Venezuela luego de caminar largos trayectos durante días.

Proyecto Migración Venezuela confirmó que la mayoría de los retornados procedían de la frontera de Colombia con Ecuador. Por su parte, Medardo Tovar, secretario de Gobierno de Arauca precisó que en los últimos días tuvieron conocimiento de que una población venezolana migrante venía caminando por la vía nacional hacia el departamento de Arauca.

“En ese momento activamos un grupo de asistencia para ofrecerles transporte y lograr que ellos pasaran a su país de origen por el puente internacional José Antonio Páez, que une a Arauca con el estado Apure, de Venezuela. Es por eso que de la mano del Ejército y la Gobernación de Arauca contactamos a Migración Colombia para que hablaran con el Gobierno venezolano y así activar el corredor humanitario”, dijo Tovar.

Asimismo, el sacerdote y defensor del Pueblo en Arauca, Desisson Mariño, se acercó hasta el puente Páez para garantizar el cumplimiento de los derechos humanos de este grupo de retornados venezolanos.

“Este es un procedimiento interinstitucional donde ayudamos a que 70  ciudadanos venezolanos que llegaron al departamento por el puente San Salvador, en el municipio de Tame, pudieran traspasar la frontera y llegar a su país. Son distintos los motivos que tienen para regresar y vemos que es urgente”

expresó Mariño.

El joven venezolano Kevin Gallardo contó que tenía varios días caminando desde Ecuador. Ingresó por la frontera de Ipilaes, en el departamento de Nariño.

“Estaba trabajando por un mejor futuro pero de repente todo se paralizó por el coronavirus y me quedé sin nada. Eso por allá está muy infectado, sobre todo Quito, Huaquillas. En la frontera de Nariño hay bastante control, me pusieron un aparato en la cabeza para saber si tenía fiebre. Pasamos por Bogotá pero todo está bastante difícil porque no está funcionando nada, y la gente le huye a uno por el virus. Nadie nos quería dar la cola” sostuvo el joven.

Del lado venezolano, los connacionales fueron recibidos por una comisión médica que les realizó pruebas rápidas para detectar la presencia del Covid-19. Como medida de prevención los llevaron hasta la escuela técnica Francisco Aramendi de El Amparo y Guasdualito, así como la escuela de Mereicito, Doctor Julio de Armas y la sede de la Unellez de Guasdualito donde permanecerán aislados durante 14 días. 

Con información de Semana

Astrid Anselmi

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí