Carlos Ramírez López      @CarlosRamirezL3

El gobierno de Estados Unidos ha estallado en justa indignación ante la ofensiva desatada en su contra desde la Corte Penal Internacional (CPI) bajo el pretexto de crímenes ocurridos en el transcurso de la guerra con Afganistán la cual originó ese país con el ataque sobre el World Trade Center en New York donde murieron unas 3.500 personas. El entonces presidente George W. Bush en sesión solemne del Congreso en fecha 20 de septiembre de 2001 declaró la guerra al terrorismo y de inmediato obtuvo el apoyo y la participación del Reino Unido y de los 29 países de la OTAN. Las siguientes administraciones presididas por Barack Obama y Donald Trump respectivamente han mantenido esa actuación por tratarse de un asunto nacional, no partidista.

Ver el discurso del presidente George W. Bush ante el Congreso

SURGE LA MANIPULACIÓN EN LA CPI

19 años después de iniciado el conflicto, los africanos Chile Eboe-Osuji y Fatou Bensouda, presidente y fiscal respectivamente de la CPI, mientras se niegan cumplir con sus funciones respecto a Venezuela se han empeñado en enjuiciar a Estados Unidos por aquellos hechos y sus consecuencias. El presidente Trump reaccionó contra esa maniobra dictándoles sanciones mediante una Orden Ejecutiva y dijo: “Por la presente declaro emergencia nacional para hacer frente a esta amenaza

EL FISCAL GENERAL DE EE. UU PUNTUALIZÓ

En alocución del pasado 11 de junio Fiscal General William Bar expresó  “…Nunca hemos reconocido la jurisdicción de la CPI, nos preocupa que potencias extranjeras como Rusia también estén manipulando a la CPI en pos de su propia agenda, las medidas anunciadas hoy son un primer paso para responsabilizar a la CPI por exceder su mandato y violar la soberanía de Estados Unidos. El gobierno de Estados Unidos tiene razones para dudar de la honestidad de la Corte Penal. El Departamento de justicia ha recibido información sustancial y creíble que plantea serias preocupaciones sobre una larga historia de corrupción financiera y malversación en los niveles más altos de la oficina de la fiscal…”

SE MEZCLA NICOLÁS MADURO EN ESA CONJURA

En el artículo anterior expliqué la manipulación de la fiscal y el presidente de la Corte y de lo cual forman parte dos casos sobre el tema venezolano que en esta oportunidad voy a profundizar para plantear la necesidad de abrirles un proceso penal en los tribunales de Estados Unidos como cómplices en el delito de traición a la patria en el que está incurso como actor principal un ciudadano norteamericano que es Relator de la ONU y abogado de profesión.

RELATOR DE LA ONU MOTORIZA LA AGRESIÓN ANTI-EE. UU.

Está en pleno desarrollo una componenda entre el presidente y la fiscal de la CPI y en la cual participan también Nicolás Maduro y un Relator de la ONU, el abogado cubano-norteamericano Alfred de Zayas, para montar un ataque contra Estados Unidos desde la Corte Penal Internacional tomando como excusa tanto la guerra de Afganistán como también la denuncia interpuesta por el dictador Maduro con la colaboración del mencionado abogado.

LA TRAICIÓN A EE. UU.

A pesar de su nacionalidad estadounidense, este señor de Zayas, a título de funcionario de la ONU ha estado en campaña insistiéndo y “proporcionando insumos” al régimen de Maduro que acuse a Estados Unidos (no a determinadas personas) como autor de crímenes de lesa humanidad. En esa propuesta ha venido trabajando desde el año 2017 y se concretó el 13 de febrero del 2020 cuando dicho régimen por medio de su canciller consignó la denuncia ante la fiscal de la CPI. Tales actuaciones podrían estar enmarcadas en el tipo delictivo de “Traición a la patria” tipificado en la Sección Tercera del Artículo III de la constitución norteamericana y desarrollada en el Código de Estados Unidos en el 18 USC 2381, actividad que ejecuta en colaboración con Fatou Bensouda y Chile Eboe-Osuji con lo cual éstos concurren en ese delito y como tales pueden y deben ser también enjuiciados por los tribunales estadounidenses.

En estos enlaces están algunas manifestaciones del delito:

https://www.telesurtv.net/news/venezuela-sanciones-eeuu-viola-ddhh-pueblo-venezolano-20190809-0006.html

Experto en DDHH Alfred de Zayas aporta insumos para demanda de Venezuela contra EE.UU.”

https://www.vtv.gob.ve/canciller-onu-ginebra-independiente/

LA MANIOBRA CONTRA ESTADOS UNIDOS

Este predicamento delictivo lo viene haciendo de Zayas en varios foros con mucha insistencia. En fecha 13 de febrero del 2020 Jorge Arreaza, canciller de Maduro, compareció ante la fiscal Bensouda y le formalizó denuncia contra Estados Unidos por las sanciones dictadas contra el régimen. De inmediato la fiscal llevó el caso ante el presidente de la Corte, el nigeriano Chile Eboe-Osuji quien inusualmente, a toda velocidad, en solo 4 días hábiles, tuvo lista su sentencia abriendo el proceso y se lo asignó a la Sala 3.

ESTOS SON LOS CASOS DE LA MANIOBRA CONTRA ESTADOS UNIDOS

La conjura se desarrolla en tres procesos que cursan por ante la CPI, estos son:

Causa 1. Fatou Bensouda contra Estados Unidos por la guerra de Afganistán

Causa 2. Argentina, Perú, Paraguay, Chile, Colombia y Canadá contra Maduro por crímenes de lesa humanidad contra el pueblo venezolano.

Causa 3. Maduro contra Estados Unidos por las sanciones que califican como crímenes de lesa humanidad.

En el manejo de estos tres casos se ve claramente la actitud manipuladora de las autoridades de la CPI, veamos: La causa 1 fue desestimada por el tribunal de primera instancia (Sala 1 de Cuestiones Preliminares) que por razones diversas negó procesar la demandada de la Bensouda, ésta apeló y la Cámara de Apelaciones anuló el fallo y ordenó que se le diera curso. Esto fue lo que causó la reacción del gobierno norteamericano denunciando a Chile Eboe-Osuji, a Fatou Bensouda y demás funcionarios de la Corte de estar ejecutando una componenda corrupta y seguidamente emitió sanciones en contra de ellos.

La causa 2 contra Maduro que se había iniciado en 26 de septiembre de 2018 llevaba dos años de actuaciones, le fue arrancada abruptamente por Chile Eboe-Osuji a solicitud de Fatou Bensouda para juntarla con la causa 3 de Maduro contra Estados Unidos. El argumento de la Bensouda para juntar estas dos causas es que ambas se sobreponen “geográfica y temporalmente”, el presidente de la corte con la inusual celeridad de apenas 4 días hábiles sentenció y le dio la razón mandando ambas causas al mismo tribunal, la Sala 3 de Cuestiones Preliminares, truco con el cual lo que se busca es paralizar el primer caso, el de varios países contra Maduro, hasta que el nuevo lo alcance.

RESUMEN:

Estados Unidos ahora tiene abiertos en la CPI dos procesos en contra, el de la fiscal Bensouda por el caso Afganistán y el interpuesto por Maduro por las sanciones contra la pandilla criminal que sojuzga a Venezuela, caso formado con la participación del ciudadano norteamericano de Zayas.

LE TOMO LA PALABRA AL FISCAL WILLIAM BAR

Próximamente procederé a denunciar penalmente ante la justicia norteamericana al abogado Alfred de Zayas como autor del delito de traición a la patria y a Fatou Bensouda y Chile Eboe-Osuji como sus cómplices. Y que quede claro que estos no están protegidos por la inmunidad que confiere el Estatuto de Roma puesto que Estados Unidos no forma parte de dicho tratado. En tal virtud este artículo será anexado a un escrito que en mi condición de ciudadano venezolano/norteamericano consignaré ante el Fiscal General pidiéndole la apertura de una investigación criminal que los lleve ante un Gran Jurado para que así lo declare.

Si alguien quisiera sumarse a esta acción con mucho gusto se agregará, la petición se me puede enviar vía email: [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí