Ante la falta de personal, el servicio de neurología del hospital J.M. de los Ríos dejó de funcionar. Pese a ser el principal centro de salud infantil de Venezuela, se ha deteriorado por la desatención estadal.

La clausura del servicio afecta a más de 500 niños y adolescentes, señaló el médico Edgar Sotillo, especialista en Neurocirugía Pediátrica.

“Neurología Pediátrica entregaba citas dos veces al año: otorgaban entre 200 y 300 números en enero y luego repartían la misma cantidad de citas en julio, sin contar a los pacientes que llegaban con emergencias directo a hospitalización, que cuentan como citas nuevas”, precisó el especialista a Efecto Cocuyo.

Las renuncias del personal fueron notificadas el 31 de diciembre de 2020 y formalizadas el 11 de enero de este año, lo que generó el cierre del servicio de neurología. En los últimos años, al menos tres servicios del hospital han cerrado como reflejo de la crisis sanitaria que afronta el país.

Con información de Efecto Cocuyo

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Minería ilegal en Venezuela requiere acción de la comunidad internacional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí