Por Frontera Viva

En los últimos días las protestas de calle han tomado de nuevo a Venezuela. En diferentes estados del país gremios profesionales activos y jubilados, organizados han salido a levantar una voz de rechazo ante las medidas adoptadas por la administración pública nacional.

Sin miedo y gritando consignas en contra del gobierno nacional trabajadores de la educación, del sector salud y otros funcionarios públicos han tomado calles y avenidas en los estados Táchira, Monagas, Zulia, Aragua, Miranda, Carabobo, Lara, Portuguesa, Mérida, Apure, Barinas, Sucre, Nueva Esparta y Distrito Capital.


El principal organismo señalado como responsable de la salida de cientos de venezolanos inconformes a la calle es la Onapre. Recientemente, la Sala Político-Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia abrió la posibilidad de anular el mecanismo empleado por la Onapre para fijar los sueldos de los empleados públicos.

La decisión está contenida en la sentencia N° 00252 redactada por el magistrado Malaquías Gil Rodríguez, presidente de la Sala Político-Administrativa. En el dictamen los magistrados declararon que admiten “provisionalmente la presente demanda de nulidad cuanto ha lugar en derecho”.
Se espera que próximamente el TSJ emita en una sentencia la decisión final sobre si anula o confirma el instrumento empleado por la Onapre.

Los funcionarios públicos venezolanos “no van a permitir tal decisión”, precisó uno de los manifestantes del sector. Mientras que los educadores dependientes del Ministerio de Educación, amenazaron con no regresar a sus puestos de trabajo luego del receso escolar, como medida para que les sea cancelado lo que les adeuda la administración pública.
Con información de El Diario

Le puede interesar.  Marina Vargas: entre la ciencia y la holística encuentra un espacio para el amor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí