Actualmente, estamos viviendo una situación que no es normal, que no es común. Tener que quedarnos en casa, por ahora, es la única solución para evitar que se siga expandiendo la pandemia por el COVID-19. Todos estamos esperando que esta pesadilla acabe, que se consiga la cura definitivamente para este virus y ya no sentir angustia, ansiedad, frustración, tristeza, entre otros.

A estas alturas, la mayoría de las personas siguen los consejos de la Organización Mundial de la Salud, de los gobiernos; hay cientos de ciudadanos que aprovechan el confinamiento para desarrollar negocios y proyectos, muchos de ellos perfectos para generar dinero en estos momentos de crisis económica; otros, están dedicados a dar tips para superar esta situación.

Afortunadamente, contamos con muchos profesionales de la salud mental que a través de sus conocimientos, vocación y entrega, se están dedicando por diversos medios a explicar lo que ocurre en nuestra psiquis; uno de ellos es el doctor Sabas Castillo, quien generosamente dedicó una hora de su tiempo para Frontera Viva.

Sabas Castillo es médico egresado de la Universidad Central de Venezuela, psiquiatra y psicoanalista con gran trayectoria en centros públicos y privados. Actualmente, es miembro del Colegio de Psicoanalistas Británico y de la Sociedad Británica de Psicoanálisis, también es director de PsicoConsultanos (@psicoconsultanos) y de la Asociación de venezolanos en el Reino Unido (@the_aveuk).

Para comenzar este encuentro, el doctor Sabas, empezó, recordando sobre lo abrumadora que es la situación actual y cómo eso influye de manera interna en cada ser humano, “la realidad psíquica es nuestro espacio interno, y ese es el que debemos cuidar porque ese es el que va a tener mayor éxito o no para salir adelante”.

El psiquiatra, específica que en este momento están saliendo los “esqueletos” de los armarios, es decir, todas esas “cosas” que el individuo no sabía que tenía y que por estar experimentando la situación que conlleva a estar confinados, están apareciendo.

“Hay dos variables que nos definen desde el punto de lo psíquico y humano: El espacio y el tiempo”, dice el doctor Castillo. La rutina que se tenía como costumbre, cambió de un momento a otro y ahora la persona se está enfrentando a una vida que no es normal y aunque tratamos de continuar y de cumplir con ciertas actividades, no es lo mismo, afectando la psiquis.

El espacio psíquico, se creó, se formó con ayuda de otro. Los seres humanos, se diferencian de los animales también por su parte simbólica y por la vinculación con otras personas, convirtiéndose en una especia con dependencia con el otro; de esta manera, al estar encerrados, aunque es el deber ser, florece una serie de otras situaciones en la mente de las personas.

Ahora bien, el reto es  resguardar el espacio interno, la psiquis y ¿cómo podría ser?, se le preguntó al doctor Sabas Castillo: “Dosificando las noticias, sin escaparnos de la realidad que estamos viviendo; haciendo un balance de las actividades, desde las más pasivas a las más activas; creando rutinas y plasmando en un papel lo que el adulto va sintiendo, que los niños se expresen a través de los dibujos”.

En este momento, las personas sienten varios temores, entre estos, el miedo a la muerte; uno de los esqueletos que está en el armario y que sale a flote porque al estar en medio de la pandemia, hay riesgo de infectarse y en casos, llegar a morir, sumándole que no se sabe cuándo será el fin. Sin embargo, algo que puede ayudar mucho, es tener la ilusión que nada es eterno y que llegará el momento que no habrá más COVID-19.

El psiquiatra, sugirió tomar esta situación como una gran oportunidad para observarse y pensar  ¿qué es lo que está pasando con cada uno de nosotros?, tomando en cuenta que si en el camino, hay sentimientos de tristeza, de incertidumbre; reconocerlos como válidos en medio de esta situación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí