A la izquierda, Pedro Sánchez, presidente del gobierno español militante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE); a la derecha, Pablo Iglesias, vicepresidente segundo de España por el partido Podemos.

El PSOE se ha alineado este miércoles con Podemos en lugar de respaldar a su exministro, Josep Borrell, y se ha opuesto a que el Congreso emitiera una declaración institucional de condena contra Venezuela por expulsar a la embajadora europea en el país, Isabel Brilhante Pedrosa.

El político catalán y máximo representante de la UE para Política Exterior ha condenado públicamente esta decisión del régimen de Nicolás Maduro y ha advertido que decisiones de este tipo “reducen al mínimo el espacio democrático en el país y crean obstáculos adicionales para la resolución de la profunda crisis política en Venezuela”.

Los populares intentaron impulsar una protesta parlamentaria desde el martes por la tarde pero las negociaciones han acabado este miércoles ante la oposición de los dos socios de coalición al secundar el reproche, ya que las declaraciones institucionales requieren el apoyo unánime de todos los grupos de la Cámara.

Los Populares con Borrel

Por su parte, el grupo que preside Pablo Casado (Partido Popular) proponía que el Congreso expresara su “más enérgico rechazo” a la expulsión de la embajadora europea y respaldara la denuncia formulada por Borrell.

Además, abogaba por condenar los “insultos proferidos por Nicolás Maduro” al tildar a la UE de “supremacista”, “colonialista” y “soberbia”. Los populares también querían que el Congreso considerara “inaceptables” las acusaciones del régimen de Maduro respecto a una implicación de la Embajada de España en Venezuela en la «Operación Gedeón» y también las amenazas de expulsión lanzadas al embajador español, Jesús Silva. En este punto, consideran importante destacar el «papel primordial» de la Embajada española en la defensa de los derechos humanos de disidentes pacíficos.

Por último, proponían que el Congreso reiterara “su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela” y que aprovechara para expresar “su afecto, apoyo y solidaridad hacia los venezolanos de bien que, de forma pacífica y democrática siguen sufriendo la represión política, el colapso económico y la crisis sanitaria dentro de Venezuela, así como hacia los más de 5 millones de venezolanos que, por las mismas circunstancias, se han visto obligados a abandonar su país”.

Con información de ABC España

Prensa Frontera Viva

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí