Cuando aún continúa la invasión rusa en Ucrania, el jefe del Kremlin, Vladimir Putin, ofreció “armamento más moderno, desde armas de fuego hasta blindados, artillería, aviación militar y drones de asalto” a sus aliados en países de América Latina, Asia y África.

Putin destacó que esos países “no se someten al llamado poder hegemónico, sus líderes muestran auténtico carácter y no se subordinan” a nadie, razones que Moscú valora, además de los lazos “históricamente fuertes, amistosos y de confianza” con los mismos.

Rusia “aboga por el desarrollo de una cooperación técnico-militar lo más amplia y multilateral posible. A día de hoy, en condiciones de formación de un mundo multipolar, esto es especialmente importante”, afirmó.

El mandatario ruso resaltó que “prácticamente todo” el armamento que Rusia quiere exportar ha sido empleado en acciones militares reales. “Muchas de esas armas superan a sus análogos extranjeros en años, si no en décadas”, señaló, en alusión al armamento hipersónico, capaz de superar cualquier escudo antimisiles, según Moscú.

Rusia dijo haber exportado en lo que va de año 5.400 millones de dólares en armas y planea vender una cantidad similar en la segunda mitad de 2022.

Con información de DW

Prensa Frontera Viva

Le puede interesar.  Gobierno de EE.UU. advierte a sus ciudadanos sobre riesgo de detención en la frontera colombo - venezolana

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí