FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

Por Frontera Viva

“Llegará el día en que Putin y sus socios rindan cuentas ante un Tribunal Especial”, la frase del primer ministro de Exteriores de Ucrania, Dmitro Kuleba, desde su cuenta de Twitter, deja ver la urgente necesidad de justicia en medio de los crímenes que se cometen tras la invasión rusa a Ucrania.

Dmitro Kuleba, precisó que lo que está ocurriendo en Ucrania y más recientemente luego del ataque del pasado 9 de marzo, -señalado como el segundo de mayor intensidad desde el inicio de la invasión-, no es “ningún objetivo militar, es solo la barbarie rusa”.

Decenas de regiones ucranianas, entre ellas Lviv, Odesa y Jersón, Járkov, Dnipropetrovsk y Kiev se vieron brutalmente afectadas tras la avanzada. “Ha sido una noche larga y complicada, envuelta en la incertidumbre que genera el escuchar durante horas las alarmas a lo largo del país, reportaron periodistas en la zona.

El ministro de relaciones exteriores de Ucrania, ha sido enfático en señalar no solo a Vladimir Putin como el responsable de la muerte de seis civiles y destrucción que ha conllevado a que cerca del 40% de la población de Kiev, permanezca sin electricidad. También ha señalado a los aliados de Rusia, como el régimen de Nicolas Maduro, que han manifestado abiertamente el apoyo a las fuerzas rusas durante la invasión a Ucrania y que han causado miles de muertes de civiles, entre ellos niños y jóvenes.

El portavoz ucraniano ha dicho que tanto Rusia como sus socios tendrán que enfrentar a los tribunales internacionales, lo que sumaria una denuncia más al régimen venezolano ante la reiterada violación de los derechos humanos no solo de sus ciudadanos, sino también por apoyar la “barbarie rusa”, como lo señaló Dmitro.

“Hay, al menos, 6 muertos entre Lviv y Dnipró por la ofensiva de madrugada, y otro cuatro en Jersón por disparos de artillería”, según las autoridades.

En esta nueva ofensiva se han empleado 81 misiles, seis de ellos son hipersónicos de modelo Kinzhal, y ocho drones bomba, informan fuentes militares.

Rusia ha recuperado “sus tácticas miserables”, ha lamentado el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, tras reconocer que se han visto afectadas infraestructuras críticas y zonas residenciales y que los servicios de emergencia tratan de restablecer el sistema energético. “Los ocupantes solo pueden aterrorizar a los civiles. Eso es todo lo que pueden hacer”, ha advertido el mandatario.

“Sinceramente, no recuerdo un ataque como este”, ha señalado el portavoz de las Fuerzas Aéreas, Yuri Ignat, en declaraciones a un canal de televisión en las que ha destacado la novedad del empleo de misiles Kinzhal, para los que su ejército no dispone de armas con las que hacerles frente. El ataque ha sido en venganza por la incursión que un grupo de milicianos rusos anti-Putin llevó a cabo el 2 de marzo en la región rusa de Briansk, fronteriza con Ucrania, según un portavoz del Ministerio de Defensa ruso, informa Javier G. Cuesta.

Le puede interesar.  Story advirtió que Maduro está haciendo lo posible para robarse las elecciones parlamentarias

El segundo ataque a gran escala que tiene lugar tras el primer aniversario de la invasión de Rusia sobre Ucrania, que se cumplió el 24 de febrero. El primer ataque fue el día 27, cuando 14 drones bomba sobrevolaron diferentes regiones de Ucrania. Hasta 11 fueron derribados, según informaron fuentes militares. Dos rescatistas que trabajaban en uno de los lugares bombardeados de la región de Jmelnitski perdieron la vida. La ofensiva, no obstante, fue de menor calado que la de este jueves.

La defensa antiaérea de Ucrania ha logrado derribar 34 misiles de crucero y cuatro de los aviones no tripulados lanzados, todos modelos Shahed, de fabricación iraní, utilizados con frecuencia por Moscú. Otros ocho drones y misiles rusos fueron igualmente desviados de su objetivo. Hace ya cinco meses que el Kremlin puso en marcha su campaña de golpear infraestructuras esenciales para la supervivencia de los civiles que habitan lejos de las zonas del frente de batalla.

Cinco muertos en Lviv

Las peores consecuencias, hasta el momento, se viven en la región de Lviv, fronteriza con Polonia. Allí se han registrado al menos cinco muertos después de que uno de los proyectiles alcanzara una zona de viviendas del distrito de Zolochiv, ubicado entre las ciudades de Lviv y Ternópil, según ha informado en sus redes sociales el gobernador, Maksim Kozitski. El gobernador de la región de Dnipropetrovsk (centro del país) ha informado de la muerte en uno de los bombardeos de un hombre de 34 años. Otras cuatro personas han perdido la vida en la región sureña de Jersón, donde el fuego de artillería ruso llega casi a diario, según las autoridades.

Rusia ha recuperado “sus miserables tácticas” en “un intento de intimidar a los ucranios de nuevo”, ha denunciado el presidente Zelenski tras lamentar que los bombardeos hayan afectado a infraestructura crítica del país, así como a zonas residenciales a lo largo de “una noche difícil”. Los rusos “no evitarán su responsabilidad por todo lo que han hecho”, añade en un mensaje difundido por Telegram en el que agradece a los sistemas antiaéreos —“los guardianes de nuestros cielos”— la ayuda para hacer frente a estos ataques.

“Represalia” de Moscú

El Ministerio de Defensa ruso ha alegado que el bombardeo perpetrado sobre Ucrania ha sido “en respuesta a las acciones terroristas organizadas por el régimen de Kiev en la región de Briansk el 2 de marzo”, por eso “las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia han lazado un ataque masivo de represalia”, ha señalado el portavoz del organismo, Ígor Konashenkov, en el parte diario difundido por Moscú.

Le puede interesar.  Iván Duque advierte que intercambio de información de inteligencia entre Caracas y Bogotá puede ser contraproducente para Colombia

La confusa incursión de Briansk se saldó con al menos dos muertos, según el gobernador de aquella región rusa fronteriza, aunque el grupo que penetró en territorio ruso niega que matasen o secuestrasen a ningún civil. Se trata del Cuerpo de Voluntarios Ruso (CVR), una agrupación de exiliados rusos que combaten del lado de Kiev dentro de su Legión Extranjera.

Además de las citadas Lviv, Dnipropetrovsk, Kiev, Járkov, Jersón y Odesa, los impactos han golpeado este jueves las regiones ucranias de Mikolaiv, Yitómir, Ivano-Frankivsk, Zaporiyia, Kirovogrado y Vinnitsia. La compañía nacional de ferrocarriles, Ukrzaliznytsia, ha advertido de algunos retrasos debido a los ataques, pero se felicita de no haber tenido ninguna cancelación.

Un residente local mira un fragmento de misil después de un bombardeo ruso en Vovchans’k, este jueves.SERGEY BOBOK (AFP)

Desconexión en Zaporiyia

El ataque obligó durante unas horas a desconectar la mayor central nuclear de Europa, ubicada en la región de Zaporiyia, que se encuentra desde hace un año bajo control ruso. Las instalaciones dependieron durante la mañana del jueves de los generadores de emergencia, según la empresa estatal Energoatom, que restableció la conexión con la red ucrania a primera hora de la tarde. Es la primera vez que esto sucedía desde el 23 de noviembre, según Rafael Mariano Grossi, director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

En Kiev, la capital, el 40% de la población se encontraba a primera hora del día sin suministro de luz debido a los cortes de emergencia llevados a cabo tras el ataque para que la red aguante, según ha informado a través de Telegram el alcalde, Vitali Klitschko. Al menos dos distritos de la principal urbe del país han sido alcanzados. Las autoridades no han anunciado víctimas en esta ciudad, aunque sí han sido atendidas tres personas tras uno de los impactos. Hay destrozos en algunos edificios de viviendas y algunos coches calcinados, según las imágenes de las agencias de noticias.

Járkov, la segunda ciudad del país, se hallaba a primera hora sin suministro eléctrico ni agua caliente, según el alcalde, Igor Terejov, que ha informado en la televisión nacional de daños en plantas para calentar el agua y en estaciones eléctricas. Pasado el mediodía, las autoridades han anunciado que el 70% del suministro eléctrico se había restablecido.

Con información de El País

FacebookXTelegramWhatsAppMessengerPinterestEmailCopy LinkShare

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí